Tráfico vigilará con cámaras el uso del cinturón en la A-8 y la A-67

Tráfico vigilará el uso del cinturón en la A-8 y la A-67
  • La Dirección General de Tráfico prolongará los controles hasta el domingo| La sanción para el conductor que no lleve cinturón es de 200 euros y 3 puntos

La Dirección General de Tráfico pone este martes en marcha nueva campaña de seguridad vial, con 222 cámaras instaladas en las carreteras para vigilar el correcto uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil, tres de ellas en Cantabria, dos en la A-67 y una en la A-8.

Esta campaña, que se prolongará hasta el domingo, responde a datos que apuntan que el año pasado un 25% de los fallecidos que iban en coche o furgoneta no llevaban puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidente. En el caso de Cantabria, fueron dos de los 16 muertos en carreteras en la región.

Durante la campaña, si los agentes detectan alguna infracción, enviarán una carta informativa avisando a los usuarios de que la sanción por no llevar el cinturón de seguridad, en el caso del conductor, es de 200 euros y tres puntos.

Según la Dirección General de Tráfico, esta carta servirá para que los conductores que no suelen hacer uso de este mecanismo de seguridad adecúen su comportamiento de inmediato, porque un mes después comenzarán a tramitarse denuncias a cualquier usuario que vaya sin cinturón y sea captado por las cámaras.

En Cantabria, las cámaras estarán instaladas en la Autovía de la Meseta (A-67), en los puntos kilométricos 195,400 y 195,680, y en la Autovía del Cantábrico (A-8, en el 152,450.

Tráfico vigilará el uso del cinturón en la A-8 y la A-67

Datos del Ministerio del Interior revelan que el 20% de las personas que viajan en asientos traseros no suele llevar el cinturón de seguridad, cuyo uso es menor en las carreteras convencionales que en las autopistas y autovías, donde casi todos los usuarios lo llevan.

Además, el número de personas que cumple con esta medida de seguridad varía entre los municipios en función de su número de habitantes: un 90% de usuarios usa el cinturón en las ciudades con más de medio millón de habitantes, un 84% en las de al menos 100.000 y entre el 70 y el 80% en las ciudades pequeñas, con menos de 60.000 vecinos.

La campaña de vigilancia que hoy comienza coincide con la vuelta al colegio de miles de menores. Por eso, la DGT recuerda que en este tipo de desplazamientos cortos es en los que se acumula el mayor número de conductas de riesgo.

En 2015, cuatro de los quince niños de 12 años o menos fallecidos que viajaban en turismo o furgoneta no llevaban ningún dispositivo de seguridad en el momento del accidente.

Por ello, desde el 1 de octubre del año pasado los menores de edad que midan 135 centímetros o menos deben usar un sistema de retención infantil homologado y situarse en los asientos traseros.

La DGT advierte de que el uso del cinturón reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente ya que impide que el ocupante del vehículo salga disparado en caso de impacto y recuerda que el airbag no es eficaz si no se complementa con la utilización del cinturón.