Un millón de kilos de bocarte entró ayer en las lonjas de la región

Imagen que presentaban ayer los muelles del puerto de Santoña, repleto de barcos de cerco en plena faena de descargas./Antonio 'Sane'
Imagen que presentaban ayer los muelles del puerto de Santoña, repleto de barcos de cerco en plena faena de descargas. / Antonio 'Sane'

Sólo en Santoña, que batió su récord en una jornada de las últimas campañas, se subastó la mitad tras un incesante trasiego de 70 barcos. Las fábricas compraron el grueso de las capturas

Ana Cobo
ANA COBOSantoña

Entorno a un millón de kilos de bocarte -el arqueo total aún no estaba cerrado anoche- se subastó ayer en las lonjas de los principales puertos de la región, en los que descargaron unos ciento treinta barcos del todo el Cantábrico.

Santoña fue el puerto preferido mayoritariamente, pues por sus muelles desfilaron setenta barcos, que alijaron medio millón de kilos, lo que supone récord para una jornada desde la reapertura de la pesquería hace nueve campañas; en Laredo medio centenar de barcos descargaron otros 380.000 kilos, y en el de Colindres se subastaron los cien mil kilos que llevaron una decena de embarcaciones. Todo ello gracias, en buena medida, a que la masa principal del bocarte se halla a menos de cuatro horas de casa, frente a la costa de Ajo.

Miraras donde miraras ayer, en el puerto de Santoña solo se veían cajas y más cajas verdes. Y dentro bocartes frescos, relucientes, recién capturados. La proximidad de la pesquería regaló ayer a la lonja de la Cofradía de Pescadores Virgen de Puerto una imagen digna de postal. El trajín fue incesante. A media tarde habían pasado por allí unos setenta barcos. Las tres básculas de la cofradía no daban a basto para pesar las más de 54.000 cajas que se descargaron a lo largo de toda la jornada en el muelle. El dato lo dio el patrón mayor, Miguel Fernández, a eso de las cinco de la tarde. Pero a esa hora aún seguían entrando barcos de todo el Cantábrico: «Calculo que igual lleguemos a las 60.000 cajas, que vienen a ser alrededor de medio millón de kilos». Pero la cantidad no ha venido acompañada de buenos precios. En subasta, el bocarte se cotizó a una media de 1,10 y 1,15 euros el kilo. «Hace dos años también subastamos en un día cuatrocientos y pico mil kilos, aunque a un precio más alto al ser un bocarte de tamaño más grande y se consiguió también récord de facturación. Un millón», recordó Fernández.

Ayer las partidas se vendieron a un precio más bajo. Influyó la gran cantidad de pescado y su tamaño. «Es un bocarte de una media de 38 granos» (en el argot pesquero, piezas en kilo). Y aunque no es de una calidad excelente, las fábricas compraron el grueso de las capturas. De hecho, conserveros y fresqueros se paseaban de un lado a otro de la lonja sin quitar ojo a la pesca que se iba descargando antes de pasar a la puja. Costaba y mucho hacerse un hueco entre aquel trajín. «Están viniendo a descargar a Santoña porque está el pescado muy cerca».

Después de semanas faenando por aguas del País Vasco, a la altura Ondárroa, con el inicio de mayo los cardúmenes han ido desplazándose en paralelo a la costa. El lunes ya se vivió en Santoña un preludio. «Fue bastante ajetreado. Subastamos 20.000 cajas» (unos 180.000 kilos). Ayer la sirena de la venta empezó a sonar poco antes de las siete de la mañana avisando de la buena nueva que se venía encima. «La costera está yendo acorde a los tiempos. Hemos cubierto ya un 55% del cupo del primer semestre así que vamos sobre los programado». El 'pero' es que «de momento están siendo capturas más pequeñas que las de la pasada campaña. «Para esta época, el año pasado ya teníamos pescado de 32 y 33 granos que ese sí levanta bastante el precio, pero todo no puede ser perfecto», sostiene Fernández.

Reconocimiento del Gobierno

La vicepresidenta cántabra, Eva Díaz Tezanos, ha puesto en valor el trabajo llevado a cabo estos días por la Cofradía de Pescadores de Santoña en una semana «histórica» para la costera del bocarte, después de que los principales puertos de la región hayan subastado en torno a «un millón de kilos».

Díaz Tezanos ha felicitado al presidente de la Cofradía de Pescadores Virgen del Puerto de Santoña, Miguel Fernández, por la labor desempeñada entre los trabajadores de la mar en una semana que se han registrado cifras «espectaculares que no se veían desde hacía tiempo».

La vicepresidenta, según recoge el Gobierno de Cantabria en un comunicado, ha destacado la importancia de estos datos para el sector pesquero y conservero de la región que, después de la crisis por la que atravesó la anchoa, «ha sabido recuperarse en los últimos años».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos