PRC y PSOE concluyen sin acuerdo la primera reunión para cerrar los cambios en el Gobierno

Alberto Aja

Sodercán se revela como el principal escollo y los regionalistas condicionan el cese de Ruiz a negociar ya el Presupuesto

Violeta Santiago
VIOLETA SANTIAGOSantander

Sodercán se reveló ayer como uno de los principales escollos en la negociación entre regionalistas y socialistas, que se reunieron por vez primera para hacer seguimiento del pacto de Gobierno que mantienen desde 2015 con un escenario muy distinto al del junio, momento en que llegaron a un acuerdo para repartirse el Ejecutivo.

La empresa pública está ahora en manos de Eva Díaz Tezanos y la nueva dirección del Partido Socialista quiere traspasarla a la consejería de Economía y Hacienda, gestionada por el también socialista Juan José Sota. El PRC, sin embargo, no está dispuesto a aceptar este cambio y lo dejó muy claro: si Sodercán se pasa a otras manos, será a las de Industria (consejería regionalista), y esta posición «es inamovible», señaló Rafael de la Sierra, portavoz del PRC.

Leer más

Y dado que los socialistas no piensan ceder el control de Sodercán («El PSOE no se quedará con menos competencias», señaló Isabel Fernández, portavoz de esta delegación), la pelota queda en el tejado del secretario general del PSOE, Pablo Zuloaga, que quería restarle esta gestión a Díaz Tezanos. La decisión del PRC coloca en un brete a Zuloaga, porque tendrá que optar entre dejarla en la órbita de la anterior secretaria general o perder esa parcela de poder que hace dos años fue defendida para el área socialista por el anterior equipo socialista.

«Se valorará», por tanto, por parte del nuevo PSOE que Sodercán no salga del ámbito de la vicepresidenta, cuya retirada del Gobierno –sobre la que se vienen haciendo cábalas en las últimas semanas– tampoco «contempla» la Ejecutiva entrante, afirmó Fernández. Según afirmó, la anterior secretaria general seguiría por «compromiso y responsabilidad» con el proyecto socialista en este Gobierno.

La de esta tarde fue una primera reunión, exploratoria de posturas, y las partes se emplazaron a encuentros posteriores, que se producirán cuando cada respectivo equipo comunique lo tratado a los responsables de sus organizaciones. Las dos delegaciones se entrevistaron durante dos horas en el Parlamento.

A Rafael de la Sierra le acompañó solamente Pedro Hernando (portavoz parlamentario) mientras que Isabel Fernández fue con Noelia Cobo (secretaria de Organización) y Agustín Molleda (secretario de Política Municipal). La cita tenía como objetivo analizar los cambios que ha propuesto el nuevo PSOE en las áreas socialistas del Ejecutivo, que conllevan tres relevos: el del consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, y los de los máximos responsables de las empresas públicas Sodercán y MARE, Salvador Blanco y Rosa Inés García.

Sin embargo, Sodercán no es el único obstáculo que habrá que saltar para afianzar el acuerdo entre las dos partes del Gobierno regional que ninguna de las dos partes se plantea cambiar. «El pacto está vigente, no se pone en entredicho», apuntó la socialista, extremo corroborado por Rafael de la Sierra, que negó por enésima vez que Cantabria esté ante una «crisis de gobierno» y señaló que al PRC le parece bien que Pablo Zuloaga quiera estampar su firma en el pacto en calidad de nuevo dirigente del PSOE.

Pero, como ya se había avanzado, el PRC también ha pedido que no haya un «vacío de poder» en Educación, Cultura y Deporte, cuyo máximo responsable quiere ser relevado por la Ejecutiva socialista entrante, por lo que ha demandado que Francisco Fernández Mañanes (que es el nombre propuesto para sustituir a Ramón Ruiz) llegue al cargo con todo su organigrama cerrado.

Para los regionalistas, «la estabilidad» del Gobierno y las políticas ya trazadas con el anterior equipo socialista son muy importantes. Por ejemplo, no entenderían que un nuevo consejero de Educación decidiera la supresión de la gratuidad de los libros de texto, ya avanzada por el consejero saliente.

Ruiz por Presupuestos

Según indicó Fernández, el PRC «supedita» el cese de Ramón Ruiz «a un avance en los Presupuestos generales» del año que viene y expresó su temor de que esta cuestión concreta «ralentice» el cambio, algo que Sierra expresó con más suavidad: los regionalistas pretenden que, al tiempo que se habla de relevos de personas (a los que no se ponen pegas) y de los compromisos ya adquiridos con los municipios que deben mantenerse, se elabore «un documento básico» que recoja los criterios y líneas del próximo presupuesto, que será el último de la actual legislatura, que concluye en la primavera de 2019.

El PRC, explicó el consejero de Presidencia y Justicia, no ha cuantificado qué cantidades al alza deberían recibir sus consejerías, pero De la Sierra dejó claro que «lo primero es la previsión» de la cuantía general del Presupuesto regional, y establecer unos criterios generales de reparto porque «si esto no lo gestionamos bien ahora, luego es fuente de conflicto».

Incumplimientos

Este periódico pudo saber que el PRC puso sobre la mesa todos los incumplimientos del PSOE en materia de reparto presupuestario en lo que va de legislatura. No es punto de fricción, por el contrario, el traspaso de las competencias de Universidades de la Consejería de la vicepresidenta a la de Educación, un segundo cambio propuesto por Zuloaga que los regionalistas no discuten.

El portavoz regionalista cree que esta negociación puede ir rápida si existe voluntad. «En una semana puede estar todo. Yo trabajaría mañana, tarde y noche y fiestas de guardar», señaló antes de apuntar que la negociación que está en marcha no se reduce a personas, entes y sociedades, «sino que se refiere al último Presupuesto de la legislatura» y la dirección del PRC ha pedido que esto quede muy claro en las circunstancias actuales. Por este motivo, abogó por «activar» cuanto antes la comisión de presupuestos que funciona dentro del Consejo de Gobierno para la que ya hay consejeros determinados asignados.

Cortés avisa a Asturias y Aragón de los riesgos para sus gobiernos

Ricardo Cortés, diputado nacional del PSOE por Cantabria, se ha pronunciado contra la dirección del PSC-PSOE en Facebook. Cortés, que formó parte de la gestora socialista que pilotó la grave crisis que sufrió el PSOE federal entre octubre y mayo en que el partido estuvo sin secretario general, ha enlazado en su página un artículo titulado ‘El pedrismo cántabro, dispuesto a dinamitar el pacto de gobierno con Revilla’ de un conocido medio on-line.

Junto a esta información, el diputado cántabro señala que todavía espera que «esta crisis creada en menos de un mes y medio por la nueva dirección del PSOE en Cantabria y con el aval del PSOE federal (reunión Pedro-Revilla) se pueda solucionar racionalmente».

También aboga porque se resuelva «pensando en lo mejor para los ciudadanos de Cantabria (que aunque seamos pocos somos tan importantes como cualquier otro de cualquier otra Comunidad)». Pero si no fuera así, lanza una advertencia: «al menos en Aragón y Asturias ya sabrán lo que les espera después del proceso de primarias», en el que el PSOE «no sólo se juega la secretaría general del partido sino el Gobierno de la región».

Cortés apostilla: «En Cantabria nos hablaron de bicefalia, de cambios en el partido, de máxima confianza en el Gobierno y esto es lo que tenemos: un ataque lamentable a la credibilidad de nuestro partido que tanto ha costado mantener». Su perfil en Facebook, además, va encabezado por una gran imagen de Ramón Ruiz, consejero de Educación, Cultura y Deporte, que va a ser cesado próximamente en el Gobierno cántabro a petición de la nueva dirección, en una clara muestra de apoyo a quien fuera hasta hace un mes número dos del PSOE cántabro.

Fotos

Vídeos