El PSOE congela hasta septiembre los cambios en sus consejerías

Pablo Zuloaga.
Pablo Zuloaga. / Javier Cotera

Las vacaciones de Pablo Zuloaga y el fracaso de las conversaciones para pactar las salidas retrasarán unas semanas la decisión

Gonzalo Sellers
GONZALO SELLERSSantander

Sólo una calle separa en Santander la sede del PSOE con la del Gobierno, pero la revolución vivida en Bonifaz llegará con retardo a Peña Herbosa. Una demora con la que no contaban Pablo Zuloaga y su equipo, que tras su victoria en el Congreso se han visto obligados a relajar sus expectativas de cambios en las carteras controladas por los socialistas. Las conversaciones fracasadas con Eva Díaz Tezanos y el resto de consejeros, unido al inicio de las vacaciones de Zuloaga esta semana, congelarán hasta septiembre esas salidas y entradas en varios departamentos que la nueva dirección todavía da por seguras pero ya no tan inminentes.

En la celebración del Día de Cantabria, en Cabezón de la Sal, el pasado domingo, el secretario general del PSOE justificó la demora por «haber dado tiempo a los que han perdido las primarias para asumir ese resultado». «Todos los dirigentes socialistas tienen que entender el resultado», señaló.

Lo cierto es que Zuloaga inició las conversaciones con los miembros del Gobierno desde el primer minuto con el objetivo de que esos cambios se hicieran de inmediato, pero se chocó con la negativa en bloque de los consejeros, molestos por lo que consideran «una purga».

«Les hemos dado tiempo a los que han perdido para que asuman el resultado», dijo Zuloaga

El alcalde de Bezana, que se ha tomado esta semana para hacer un viaje al extranjero y la siguiente para reflexionar sobre sus próximos pasos al frente del partido, tendrá que decidir si continúa presionando a su antecesora en el cargo con esa lista de ceses que ha ido cambiando en las dos últimas semanas. Una relación de nombres en la que, al principio, se encontraba el de el consejero de Economía, Juan José Sota.

Segunda fila

Una vez descartado que los primeros espadas salgan del Gobierno, Zuloaga quiere prescindir de dirigentes de segunda línea, muchos de ellos vinculados al área social. Es decir, al departamento de Díaz Tezanos. Entre los señalados se encuentran la directora de Servicios Sociales, Ana Isabel Méndez; José Luis Gallo, subdirector de Gestión Administrativa y Régimen Interior del ICASS; Vanesa Solórzano, subdirectora de Infancia, Adolescencia y Familia; y el consejero delegado de Sodercán, Salvador Blanco. También lo estuvo Rosa Inés García, histórica militante del partido y ahora directora de MARE, pero la dirección ha reculado y, en principio, su puesto ya no corre peligro.

La posible sustitución del máximo responsable de Sodercán tendría unas importantes connotaciones políticas. Díaz Tezanos se negó tajantemente a cesarlo cuando Podemos lo exigió como condición indispensable para apoyar el Presupuesto regional. De hecho, la gestión de esta empresa se ha convertido en una diferencia insalvable entre la formación morada y el ala socialista del Gobierno durante esta legislatura. Pero todo puede cambiar ahora. Podemos ya ha solicitado una cita con Pablo Zuloaga, muy partidario de la salida de Blanco.

El resto de consejeros no le va a poner nada fácil a Zuloaga su plan de cambios. El consejero de Educación, Ramón Ruiz, ya dejó claro que no piensa tocar a su equipo -directores generales, responsables de empresas públicas o su jefe de gabinete- por mucho que se lo pida el nuevo líder socialista. «Cuando las cosas funcionan, cuanto menos cambio, mejor», dijo.

Revilla ya ha dejado claro que respetará las modificaciones que quieran hacer los socialistas siempre que no pongan en peligro la estabilidad del Gobierno.

Fotos

Vídeos