La nueva ordenanza de aparcamiento desata la polémica en Castro Urdiales

La nueva ordenanza de aparcamiento desata la polémica en Castro Urdiales
/ av
  • Los grupos de la oposición, que están en contra de la propuesta del equipo de gobierno, han solicitado una comisión extraordinaria monográfica

Desde que el equipo de gobierno de Castro (CastroVerde-PSOE) diera a conocer públicamente su propuesta para regular el aparcamiento en la ciudad (la nueva Ordenanza Castreña de Aparcamiento), todo han sido críticas. Primero fue el Partido Popular, grupo mayoritario de la oposición con cinco ediles, el que salió a la palestra para calificar de «cacicada» el planteamiento del Gobierno municipal.

«El documento que se nos ha trasladado es un absoluto disparate que más bien busca partir la ciudad, exactamente como quisieron hacer con el CastroBús, y vamos a dar la batalla para que no se materialice», señaló la portavoz popular, Ana Urrestarazu.

El PP castreño no encuentra ningún aspecto positivo en el nuevo documento, y hace especial hincapié en la «desastrosa distribución y ampliación de zonas, una nueva marginación a los vecinos de las pedanías y en la no reducción de los días de estacionamiento sujeto a OCA. Se trata», aseguran los populares, «de una nueva división entre ciudadanos de primera y segunda, así como un portazo al turismo de proximidad en Castro».

Tras las críticas de los populares llegaron las de Más Castro-Anexión a Vizcaya, otro de los grupos de la oposición. En su caso, han sido más radicales pues han solicitando la supresión de la OCA en todo el término municipal «al haberse revelado como un instrumento inútil para regular los problemas de tráfico y aparcamiento en la ciudad».

La coalición considera que con tan solo cuatro mil plazas de aparcamiento «es imposible dar cobertura a los más de quince mil vehículos censados en la ciudad». Asimismo, opinan que las nuevas zonas delimitadas en borrador «añadiría nuevos problemas a los ya existentes» y critican que «en una ciudad con pocas alternativas de ocio, se mantenga la OCA durante los fines de semana», lo que a su juicio, perjudica la imagen de la ciudad, orientada al turismo y al sector servicios y dificulta el mantenimiento y la creación del empleo, al provocar la huida hacia otras áreas metropolitanas cercanas donde se suprime el estacionamiento limitado sábados, domingos y festivos.

También la Asociación de Comerciantes de Castro (Asocas) ha solicitado al equipo de gobierno que, antes de aplicar la nueva OCA, se realice un estudio detallado y en profundidad, por parte de alguna empresa competente en este tipo de asuntos, «que nos pueda aportar unas conclusiones sobre la efectividad de la OCA en determinadas zonas, que contenga opiniones de usuarios habituales de la misma y también de usuarios ocasionales o de localidades limítrofes».

A esta petición se suma la del colectivo de hosteleros, que pide «la retirada inmediata de la OCA, y por tanto, no firmar ningún nuevo contrato de concesión». Ven una contradicción que la ordenanza busque limitar temporalmente el estacionamiento y, en cambio, se permita el aparcamiento ilimitado para residentes en las tres zonas propuestas.

Ante este descontento, los tres grupos de la oposición (PP, Más Castro-AAV y PRC) han solicitado que se convoque de manera extraordinaria y a la mayor brevedad la Comisión Informativa de Desarrollo Territorial para abordar este asunto. Y que comparezcan los miembros de la ‘Comisión Técnico-Política’ que ha participado e informado el borrador de la OCA, así como del representante de la empresa que actualmente presta el servicio.

Sugerencias

Por su parte, el equipo de gobierno tiene previsto estudiar el centenar de sugerencias que se han registrado en las últimas dos semanas con le objeto de ver cuáles se pueden incorporar. A continuación, convocarán una comisión informativa en la que presentarán el nuevo documento a los grupos municipales.