fútbol-racing

Pernía salva un 'match ball' en los tribunales

Pernía y Alí, en el palco del Sardinero, en una imagen de archivo de 2011.
Pernía y Alí, en el palco del Sardinero, en una imagen de archivo de 2011. / Javier Cotera
  • El juez ha estimado parcialmente el recurso de la Fiscalía y declara culpables a Alí Syed y WGA del concurso de acreedores del Racing, pero exime al expresidente verdiblanco

El expresidente del Racing, Francisco Pernía, ha librado un primer 'match ball' en los tribunales. La jueza de la Audiencia Provincial, ha estimado el recurso de la Fiscalía y ha declarado al expropietario del club Ahsan Alí Syed y a su empresa, Western Gulf Advisory, culpables del concurso de acreedores de la entidad verdiblanca. Sin embargo, el magistrado no ha entrado a valorar los hechos imputados a Pernía, que ahora sólo tiene pendiente la querella de los exjugadores, cuyo próximo paso es la apertura de juicio oral.

En un primer momento, el juez Carlos Martínez de Marigorta declaró el concurso como fortuito, pero contra todo pronóstico la Fiscalía recurrió la sentencia, que ahora la Audiencia Provincial ha estimado de forma parcial, ya que aunque culpa del concurso a Syed y WGA, absuelve de esta culpabilidad a Francisco Pernía. La única buena noticia para el Racing es que, al ser declarado culpable Alí, el club deja de deber los créditos al empresario indio, que ascendían a algo más de cuatro millones de euros.

Evidentemente, nadie cuenta con que el desaparecido 'Mr. Alí' vaya a purgar sus penas y tampoco era muy probable que el Racing fuese a pagar sus deudas a una entidad fantasma, pero el requerimiento desaparece, así que en la entidad lo ven como un mal menor y centran ahora sus esfuerzos en que la querella de la plataforma de exjugadores siga con la persecución en los tribunales, encargada por la Junta de Accionistas del 31 de enero de 2014, de los expresidentes Francisco Pernía y Ángel Lavín.

El recurso de la Fiscalía a la declaración como fortuito del concurso fue muy duro. En él, el Ministerio Fiscal refutaba frontalmente la sentencia en la que el juez Martínez de Marigorta eximía de responsabilidad a Francisco Pernía y Ahsan Alí Syed. La Fiscalía recurrió solicitando la calificación de concurso como culpable, algo que ahora se ha estimado de forma parcial, y pidió la condena al expresidente a indemnizar con 4,938 millones de euros a la sociedad por el "quebranto económico" realizado a la entidad verdiblanca. De eso, Pernía se ha librado.