Fútbol-Racing

Los pleitos pendientes del Racing

David González Pescador declara como testigo en el juicio en el que 'Harry', a su izquierda, impugnó las Juntas de Accionistas de 2014 / Javier Cotera

La querella de los exfutbolistas bloquea a su vez el inicio de la acción social de responsabilidad, mientras que otras sentencias están pendientes de su recurso | Pese a que ya ha cerrado algunos de los juicios, el club mantiene cuatro procesos abiertos

ASER FALAGÁN | SERGIO HERRERO SANTANDER.

Tres años y medio después de aquella Junta. Esa que el Juzgado de Guardia ordenó el 30 de agosto de 2014 a convocar mientras Ángel 'Harry' Lavín trataba de dilatar aún más la que ya era su inminente salida de la presidencia del Racing. Aún hoy, varios procesos judiciales gestados en aquella 'Era Okupa' siguen aún abiertos. La guerra legal en la que se parapetaron el anterior presidente, Francisco Pernía, Harry y su equipo para mantener el control del club cuando su propiedad quedó en entredicho ha dejado heridas aún abiertas en modo de diferentes procesos judiciales, como lo hicieron la propia gestión de Pernía -y de su posterior presidente interpuesto- y el proceso de compraventa del club.

Los exconsejeros Javier López Marcano y Ángel Agudo fueron ya exonerados por la operación de compraventa del club entre 2005 y 2006, cuando la sociedad era propiedad del Gobierno de Cantabria tras la operación que propició la salida del Grupo Sadisa de Santiago Díaz. Se trata del denominado 'Caso Racing', que aún colea. Porque si lo referido a la compraventa ha quedado ya finiquitado, no ocurre lo mismo con las subvenciones que se pactaron desde 2006 a 2017, por las que se investiga al propio Marcano y a tres directores generales de deportes: los regionalistas Fernando Castro y Ramón Cuesta y el popular Javier Soler.

También sigue pendiente de sentencia firme aquel presunto intento de amaño del partido del Racing contra el Girona, pero ninguno de estos dos casos afecta a la sociedad como tal, puesto que los investigados son los expresidentes Francisco Pernía, Ángel Lavín y el representante de cabecera de estos, Eugenio Botas, y no la sociedad verdiblanca.

Querella de los exfutbolistas

La Audiencia debe dictaminar antes de que se abra el juicio

El primer frente que se mantiene abierto es la querella que los exfutbolistas del Racing presentaron contra Harry y Pernía. Después de que se les imputara un total de tres delitos -uno a Harry y dos a su 'mentor'-, los propios exfutbolistas recurrieron a la Audiencia al considerar que existen más hechos presuntamente delictivos por los que debían ser investigados. Técnicamente, el momento procesal es el de un recurso de apelación contra el auto de imputación.

El tribunal aún no ha resuelto y no parece probable que lo haga este año, de modo que lo único que está claro es que los dos expresidentes se sentarán en el banquillo, pero sin que se pueda asegurar por cuántos supuestos delitos -sí que al menos por los tres cargos citados-. El juzgado de primera instancia admitió la causa por presunta administración desleal de ambos mandatarios, además de acusar a Pernía de una supuesta «apropiación indebida», algo que tanto exfutbolistas como la asociación de pequeños accionistas adheridos a la causa consideraron insuficiente y recurrieron.

En consecuencia, hasta que la Audiencia no resuelva este recurso no se podrá fijar la fecha de apertura de juicio oral. Un juicio que tendrá lugar en cualquier caso, al haberse admitido ya de partida las tres imputaciones, pero que corre riesgo de seguir demorándose en el tiempo y ralentizar a su vez otros procesos abiertos.

Presentado en su día por el exjugador Ángel Blanco 'Gelucho' y el ahora vicepresidente Víctor Diego, la cabeza visible y abogado del club en este proceso es Manolo Higuera, que comenzó la batalla antes de incorporarse al Consejo de Administración y no solo representa al Racing frente al tribunal, sino que es también el encargado de diseñar la estrategia verdiblanca en un proceso que sigue la vía penal.

La querela de los exfutbolistas corre riesgo de seguir demorándose en el tiempo y ralentizar a su vez otros procesos abiertos

Acción social

No se abrirá el proceso hasta que se resuelva la querella

Esa indefinida dilación de este proceso afecta a otro que permanece abierto desde poco después del final de la Era Okupa: la acción social de responsabilidad contra Francisco Pernía, Lavín y el exconsejero Weber Horst, que se encuentra suspendida por prejudicialidad penal. En un lenguaje coloquial, permanece a la espera hasta que se resuelva la querella de los exfutbolistas, de modo que hasta que no haya sentencia firma sobre este proceso no se abrirá este segundo.

Este proceso obedece a un imperativo dado por la Junta de Accionistas del 31 de enero de 2014 -la de la liberación- a los gestores que tomaron las riendas del club. A través de ella, el Racing reclama a los tres afectados 6,6 millones de euros por el quebranto realizado al club durante su gestión. Fue admitida a trámite en marzo de 2015 y solo hay algo claro: que no se resolverá en 2017, sin que ninguna de las partes pueda saber si se dilatará en el tiempo incluso más años.

En este caso la cabeza visible es Alejandro López Tafall, abogado y secretario externo -es decir, que no forma parte del Consejo de Administración- del Racing. La presentaron él mismo y David González Pescador en la época en la que este último era consejero en la segunda directiva 'post okupa', presidida por Tuto Sañudo -también presidió la primera, que apenas duró unas semanas-.

Impugnación de Harry

A la espera de que la Audiencia conteste al recurso de Lavín

Si el Racing no se olvida de Harry, Harry tampoco ha podido olvidar al Racing. El suancino, que con el resto de su equipo se especializó durante su presidencia en enredar la sociedad en interminables marañas jurídicas y judiciales para aferrarse al sillón presidencial, lanzó una nueva acometida después de que el Juzgado y los accionistas le desalojaran del cargo en enero de 2014.

Harry impugnó después los acuerdos de aquellas asambleas en una estrategia con la que pretendía recuperar el control del club retrotrayéndole a 2013. Perdió y no pudo recuperar la presidencia, pero apeló ante la Audiencia en un proceso que también continúa por lo tanto abierto, aunque en las oficinas de los Campos de Sport, donde se espera que el tribunal se pronuncie próximamente, se da por hecho que no tendrá más recorrido. De nuevo el encargado de defender los intereses del Racing en este proceso es Higuera.

Berdejo recurrió el fallo ante la Audiencia, a pesar de ganar el juicio por el impago de sus minutas

Minutas de Berdejo

El letrado recurrió un juicio que estrictamente ganó

También continúa abierto el proceso de Juan Antonio Berdejo contra el club. El abogado, que ejerció como letrado del club en la época de Harry, interpuso una demanda contra el Racing por impago de minutas que se aplazó por primera vez el 26 de abril de 2016 año pasado para disponer del peritaje de los colegios de abogados de Santander y Madrid. Ambos se pronunciaron y el segundo de forma más que contundente. Según este organismo, Berdejo intentó cobrar diez veces más de lo debido. En concreto, 295.043,22 euros más IVA, cuando según este ente las minutas no deberían haber ascendido a más de 35.382,55 euros, a los que de nuevo se debería sumar el IVA pertinente. Lo que no juzgaba aquel informe es si aquellos servicios eran «indebidos», «innecesarios», «facturados previamente» o «una arbitrariedad del actor», como argumentó el Racing en su escrito de contestación. El club resultó condenado en lo que en la práctica se consideró una victoria en los tribunales, puesto que la sentencia le obligaba a pagar 83.834,24 euros, más intereses, en lugar de los 431.868 demandados por el que fue secretario y letrado del club. De hecho, y pese a ganar estrictamente el juicio, fue Berdejo quien recurrió el fallo ante la Audiencia.

Caso Koné

Cerrado tras perder Osasuna en las dos instancias

En cambio, el Racing ha conseguido cerrar otras causas abiertas con diferente resultado. Muy a su favor se cerró el 'Caso Koné'. El Tribunal Superior de Justicia de Navarra desestimó el recurso de Osasuna contra la sentencia que exoneró al delantero de abonar una indemnización de 12 millones de euros por los daños y perjuicios causados por el supuesto incumplimiento de contrato con el club navarro, cuando el costamarfileño amagó en el mes de enero de 2014 con abandonar el Racing y fichar por la entidad rojilla.

El club podía estar afectado como responsable subsidiario y el ahora delantero del Leganés estuvo representado por Higuera en un juicio que se resolvió a su favor. Los rojillos recurrieron y el TSJN volvió a absolver al futbolista y al Racing.

Calificación del concurso

Pernía eludió la culpabilidad en otro proceso ya concluido

También ha concluido el largo proceso mercantil para la calificación del concurso, que los administradores concursales consideraron en su informe como culpable tanto a la empresa WGA como a la persona de Ahsan Alí Syed y Francisco Pernía, y estimaban que se había producido un «quebranto» de cinco millones de euros.

El Racing vivió en este caso una situación inversa que con Koné. En un primer momento, el juez Carlos Martínez de Marigorta declaró el concurso como fortuito, pero la Fiscalía recurrió la sentencia. La Audiencia Provincial estimó el recurso y declaró a culpables a Alí Syed y su WGA, pero no a Pernía, con lo que la posibilidad de que la sociedad recupera las cantidades «quebrantadas» es, en el mejor de los casos, mínima. «Las diez actuaciones imputadas al señor Pernía podrían ser fuente de otro tipo de responsabilidades, pero no pueden sustentar la calificación culpable tal y como fueron formulados, al faltar la exposición justificada de su vinculación la insolvencia», decía la sentencia. La nota positiva para el Racing es que, al ser culpado del concurso Ali Syed, logró restar de su pasivo unos cuatro millones de euros supuestamente adeudados al empresario indio.

Fotos

Vídeos