Gullón se consolida como la primera galletera española con 306 millones de facturación

Instalaciones de Gullón en Aguilar de Campoo tras la última ampliación.
Instalaciones de Gullón en Aguilar de Campoo tras la última ampliación. / DM
  • La compañía lleva ya invertidos en su gran fábrica de Aguilar de Campoo 84 millones y sumará otros 50 hasta 2018

Impulsada por una inversión multimillonaria en su factoria ‘Vida’ en Aguilar de Campoo y por sus nuevas líneas de productos con cereales integrales, Galletas Gullón encabeza el ranking de galleteras que más facturaron durante el pasado año, alcanzando la cifra de 306,5 millones de euros, un 6,9% más que en el ejercicio 2014, según el último informe sectorial realizado por Alimarket.

Gullón, que da empleo a 1.250 trabajadores, de ellos más de 200 cántabros de los municipios cercanos a Aguilar de Campoo, fabricó el año pasado 170.000 toneladas de producto, mientras que su siguiente competidor en el ranking –Adam Foods, matriz de Cuétara (con fábrica en Reinosa) y Artiach entre otras– alcanzó las 72.000 toneladas, menos de la mitad. Estos números sitúan a Gullón, única galletera de capital íntegramente nacional, entre las cinco principales productoras de galletas de Europa.

Un rasgo distintivo de Gullón es el fuerte nivel de inversiones en los últimos años, materilizado en la construcción de su fábrica ‘Vida’ en Aguilar de Campoo en la que ha invertido ya 84 millones y a la que destinará hasta 2018 otros 50 millones más para la ampliación de las instalaciones , con un almacén de mayor capacidad y cinco nuevas líneas de producción.

Galleta-salud

Parte importante de este crecimiento se debe a los buenos resultados experimentados por la gama Vitalday y otros productos de la categoría galleta-salud. Esta línea de productos, caracterizada por su composición de cereales integrales con alto contenido en fibra, se lanzó al mercado en 2015 y ha aumentado sus ventas durante 2016 un 52% respecto al año anterior. Gullón exporta su producción a más de 100 países.

El mercado galletero ofrece unos resultados dispares si analizamos los números del consumo interno o del internacional. Durante 2015, el sector galletero sufrió un descenso del consumo interno del 1,2% si nos fijamos en volumen y una mínima subida en valor del 0,1%, según los datos de Produlce, la asociación que agrupa a los principales productores. Esta línea bajista parece continuar durante 2016, ya que, según los datos de la consultora IRI para el interanual a 22 de mayo, el sector galletero experimentó una caída de las ventas del 2% en volumen y del 0,5% en valor.

Frente a los datos negativos del consumo dentro de España, la exportación se refuerza, absorbiendo durante 2015 el 42,4% de su producción, un aumento del 6,7% respecto al anterior ejercicio, y un 36% del valor del mercado.