Fidban inicia su andadura y cuenta ya con 11 proyectos de emprendedores

De izquierda a derecha, Santos Gracia, Alfonso Jiménez y Ángel Agudo, protagonistas de la presentación de ayer en Santander. /R- Rioz
De izquierda a derecha, Santos Gracia, Alfonso Jiménez y Ángel Agudo, protagonistas de la presentación de ayer en Santander. / R- Rioz

La fundación, en la que participan Funiber, Sodercán, la Universidad Europea del Atlántico y Citican, pretende unir ideas innovadoras con inversores mundiales

María Ángeles Samperio Martín
MARÍA ÁNGELES SAMPERIO MARTÍNSantander

La Fundación Innovación y Desarrollo (Fidban) se presentó ayer en capital cántabra de la mano de dos patronos, Ángel Agudo y Santos Gracia, y con la interesante experiencia del Grupo Cascajares, narrada por uno de sus dos fundadores, Alfonso Jiménez Rodríguez Villa. En un acto, en el que se contó con una amplia representación del mundo de la empresa, se informó que Fidban cuenta ya con 11 proyectos de emprendedores que van a ser valorados para su financiación antes de fin de año.

La presentadora del acto, la periodista del DM, Pilar González, tuvo un recuerdo para el redactor jefe de Economía de 'El Diario Montañés', Miguel Ángel Pérez Jorrín, fallecido repentinamente.

Fidban, con sede en Santander pero que opera a través de una red internacional con presencia en 30 países de Europa, América, África y Asia, tiene como patronos a la Fundación Universitaria Iberoamericana (Funiber), la Universidad Europea del Atlántico (Uneatlántico) y su Centro de Investigación y Tecnología Industrial de Cantabria (Citican) y a la Sociedad para el Desarrollo de Cantabria (Sodercán).

El comité asesor valorará antes de fin de año las primeras propuestas presentadas

Ángel Agudo explicó el funcionamiento de Fidban y las esperanzas que se han puesto «para unir talento e inversores» de una manera diferente y que puede ser muy beneficiosa para Cantabria. Destacó la importancia de contar con Funiber que, gracias a su presencia en cuatro continentes, ofrece la posibilidad de contar con sedes (que se denominan capítulos) en las que se realizarán actividades destinadas a poner en marcha los proyectos que se selecciona un comité asesor, en el que participan empresarios de diferentes sectores de actividad y con amplia experiencia.

Agudo afirmó que ya se cuenta con 11 proyectos y que la idea es que el comité asesor pueda decidir sobre los mismos antes de fin de año. «A todas las personas a los que nos hemos dirigido han aceptado formar parte del comité», señaló. Además se cuenta con un comité técnico que asesorá a los emprendedores.

Santos Gracia, presidente de Funiber, explicó que los inversores son invitados a participar de los foros de manera presencial en el capítulo de su país o vía 'streaming'. Así, los proyectos tendrán visibilidad global para inversores de 30 países. Además, en los capítulos de cada país participarán los empresarios, cámaras de comercio (la Cámara de Comercio de España, por ejemplo), así como universidades e instituciones públicas de la zona. Además, la presentación quedará grabada y disponible en la plataforma de Fidban de acceso restringido a los integrantes de los clubs de inversores, con lo cual, los inversores miembros de Fidban podrán revisar los proyectos de negocio seleccionados. Cuando algún inversor muestren interés en un proyecto, se concretará una reunión o videoconferencia entre ambas partes para iniciar la negociación.

De otro lado, los patronos comentaron que aunque algunos proyectos no sean elegidos pueden conocer otras ideas y personas que puedan ser decisivas.

El ejemplo de Cascajares

Jiménez expuso el comienzo del Grupo Cascajares que cuenta en la actualidad con dos fábricas, una en España (Dueñas, Palencia) y otra en Canadá (Quebec). «Comenzamos hace casi 25 poniendo mi socio, Paco Iglesias, y yo 160.000 pesetas cada uno. Criamos capones en una finca familiar», narró el emprendedor que reconoció que los primeros tiempos fueron difíciles porque los capones tenían poca salida y «comían mucho». De ahí surgió la idea de enlatarlos siguiendo la tradición del confit de pato y contando con una fábrica familiar que se dedicaba a ello. En 1988, Cascajares optó por montar su primera fábrica y el espaldarazo definitivo fue figurar en el menú de la boda de los actuales Reyes de España, Felipe y Letizia. «Nos escogieron por nuestro compromiso social ya que contratamos a discapacitados», explicó Jiménez. Ahora venden 70.000 cajas de capón al año y el 50% van destinadas a hogares.

Una fundación para ayudar a la internacionalización

Fidban tiene como objetivo ofrecer a los emprendedores la oportunidad de alcanzar visibilidad global del proyecto de negocio presentado, acceso a capitales de inversión especializados, intercambio de experiencias con otros emprendedores locales y extranjeros, asesoría y formación especializada. Es una fundación que quiere ayudar a la internacionalización del mundo empresarial de Cantabria facilitando que a la región vengan inversores y que ideas nacidas en la autonomía puedan desarrollarse en otros países.

El emprendedor tendrá la oportunidad de vincularse al ecosistema global de inversión y de exponer su proyecto de negocio ante el club Internacional de inversores, integrado por empresarios e inversores corporativos provenientes de los capítulos de Fidban presentes en 30 países.

La fundación «estimulará» la creación de un club Internacional de inversores, integrado por personas o entidades con capacidad financiera para realizar inversiones de capital en proyectos rentables. A través de Fidban se fomentará la relación entre empresarios e inversionistas locales y globales para ampliar las oportunidades de negocio y conversión a nivel global.

Los inversores tendrán acceso a los proyectos empresariales que hayan sido escogidos bajo rigurosos criterios de selección, los cuales serán presentados en los foros internacionales de inversores organizados trimestralmente por Fidban.

Fotos

Vídeos