La comunidad internacional celebra una ceremonia en la que las FARC pidieron perdón

Ciudadanos colombianos celebran la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC.
Ciudadanos colombianos celebran la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC. / Leonardo Muñoz (Efe)
  • El principal respaldo al proceso lo ha dado la Unión Europea al anunciar hoy que suspendía a la guerrilla de su lista de organizaciones terroristas

La comunidad internacional ha celebrado la firma de la paz en Colombia en un solemne acto en el que la guerrilla de las FARC pidió perdón a "todas las víctimas del conflicto".

La firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en una ceremonia celebrada hoy en la ciudad de Cartagena de Indias ante 2.500 invitados y unos 15 jefes de Estado fue calificada como un triunfo de la paz y la convivencia.

El momento más emotivo fue cuando el líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias 'Timochenko', pidió perdón a "todas las víctimas del conflicto" y por "todo el daño" que hayan "podido causar en esta guerra" de más de medio siglo.

El principal respaldo al proceso lo dio la Unión Europea (UE) al anunciar hoy que suspendía a las FARC de su lista de organizaciones terroristas.

"Colombia ha tenido hoy el valor de pasar página después de cincuenta años de largo conflicto, dando muestras a todo el mundo de que la paz es posible y que puede lograrse con liderazgo y determinación", dijo la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, anunció que EE.UU. revisará la salida de las FARC de su lista de grupos terroristas en la medida en que cambien los "hechos" tras la firma del acuerdo de paz.

"Hoy 26 de septiembre llegó el día de la paz en esta Cartagena heroica y en toda esta tierra que vio nacer a nuestra patria común", declaró el gobernante venezolano, Nicolás Maduro, cuyo país fue acompañante durante los cuatro años de diálogos en La Habana.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, confió en "que este proceso de paz sea un éxito, sabiendo lo importante que es para Colombia, la región y todo el continente".

"Nos unimos a la enorme alegría que hoy embarga a Colombia y a toda América Latina por el triunfo de la paz y la convivencia", declaró el presidente dominicano, Danilo Medina.

El ministro de Exteriores de Noruega, uno de los países garantes, Borge Brende, destacó que el "acuerdo muestra al mundo que es posible conseguir la paz a través de la voluntad política, el compromiso y la negociación".

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, consideró que la firma es "la mejor noticia en las últimas décadas de la Patria Grande: la paz para Colombia, la paz para nuestra América, el cese de la violencia".

El titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el colombiano Iván Velásquez, lamentó las críticas de algunos sectores, encabezadas por el expresidente Álvaro Uribe, al acuerdo de paz y dijo que votará sí en el plebiscito que se celebrará este domingo.

El ministro de Exteriores de Canadá, Stéphane Dion, anunció una ayuda económica para la implementación de la paz, que se suma a la que el Gobierno de ese país prometió en julio.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, dijo que el organismo pondrá a disposición de Colombia una línea de crédito por unos 10.000 millones de euros y señaló que ese fondo "siempre es una garantía de la disciplina fiscal y sostenibilidad".

El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, declaró que en el plebiscito del domingo "el escenario del 'no' sería un desastre, porque implicaría el retorno a la lógica de las balas, de la confrontación y la muerte".

El presidente boliviano, Evo Morales, afirmó que es posible una revolución con votos y sin balas, y lamentó que no fuese invitado a la rúbrica.

El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, subrayó la disposición de su país de apoyar a Colombia en la era del postconflicto y en la aplicación de "la justicia transicional y la reconciliación".