May anticipa «duras» negociaciones para salir de la Unión Europea

Theresa May en el último día de la Conferencia Anual de los conservadores británicos.
Theresa May en el último día de la Conferencia Anual de los conservadores británicos. / Reuters
  • La primera ministra británica asegura que su Gobierno trabajará para conseguir que el país sea "independiente"

  • El número de británicos que solicita la nacionalidad irlandesa se ha duplicado desde el referéndum

La primera ministra británica, Theresa May, ha anticipado hoy "duras" negociaciones para la salida del Reino Unido de la Unión Europea y ha asegurado que su Gobierno trabajará para conseguir que el país sea "independiente".

En su discurso de clausura del congreso anual del Partido Conservador en Birmingham, May ha dicho que es prematuro saber cuál será el resultado de las negociaciones con los países comunitarios, pero ha insistido en que serán "duras" y requerirán un "ceder y tomar".

"El Reino Unido es un país diferente" tras la votación en el referéndum del 23 de junio a favor de la salida de la UE -'Brexit'-, ha apuntado la jefa del Gobierno, quien, no obstante, ha afirmado que hará esfuerzos para que las empresas sigan comerciando con Europa.

En su intervención, en la que ha destacado el giro al centro político que marcará su Gobierno, May ha insistido en que su gabinete tendrá que cumplir con la voluntad expresada por los británicos en la consulta.

La primera ministra ha subrayado que fue la "callada determinación" de los británicos lo que les llevó a "desafiar las amenazas" sobre las consecuencias de una retirada de la UE al apoyar el 'Brexit'.

Activación del artículo 50 en marzo

La política 'tory' ha recordado que activará el próximo mes de marzo el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece un periodo de dos años de negociaciones, y que se presentará en el Parlamento el proyecto de ley para derogar el acta que incorporó al Reino Unido en la UE en 1973.

"Entonces las leyes del Reino Unido se harán en (el Parlamento) de Westminster y los jueces no se sentarán en (el tribunal europeo) de Luxemburgo, sino en los tribunales británicos", ha añadido. "La gente dijo que quería estas cosas y este Gobierno conservador las cumplirá", ha insistido la primera ministra.

También ha prometido trabajar para todos los ciudadanos y no para "unos pocos", al tiempo que ha atacado a los laboristas de Jeremy Corbyn por presentarse como defensores de los servicios públicos. "No tengamos más la absurda creencia de que el Laborismo tiene el monopolio de la compasión. Pongamos fin a su pretensión santurrona de superioridad moral. Dejemos claro que han abandonado el derecho de llamarse el partido del NHS -servicio de salud-, el partido de los trabajadores, el partido de los funcionarios", ha aseverado.

May ha puntualizado que el Partido Conservador defenderá siempre el libre mercado y que atenderá los problemas de falta de vivienda asequible y de buenas escuelas estatales en muchas zonas británicas. La primera ministra ha resaltado además que su Gobierno trabajará a favor de una sociedad basada en la meritocracia.