Recordando a Superman

Recordando a Superman

El cine unió para siempre a Christopher Reeve con este héroe fantástico, que le catapultó a la fama en 1978

Javier Rodríguez
JAVIER RODRÍGUEZSantander

El paradigma de cómo una persona y un personaje de ficción se pueden unir eternamente gracias al cine lo constituye el dúo Christopher Reeve y Superman. Desde que Christopher se enteró de que estaba en marcha un casting para elegir al actor que daría vida en la gran pantalla al héroe, decidió apuntarse. Sabía que, como se dice en el argot farandulero, «daba el tipo». Y así fue. En cuanto el director del film, Richard Donner, le vió lo tuvo claro: estaba ante Superman.

De aquel exitazo –corría el año 1978- Christopher se catapultó a la fama mundial. El destino le sonreía ahora profesionalmente a quien había pensado dejar los escenarios teatrales porque no alcanzaba la popularidad que anhelaba, pero también le tenía reservada una trampa fatal. En mayo de 1995, mientras participaba en un concurso hípico en Culpepper (Virginia) cayó del caballo. Y con tan mala fortuna que sufrió la fractura de dos vértebras cervicales y se le seccionó la médula espinal. Además de no poder respirar, perdía la movilidad de su cuerpo…

Transitando de la fantasía del cine a la dura realidad terrenal, Superman terminó en silla de ruedas y con respiración asistida. Terrible contraste. Fallecería con 52 años. Aún sigue fascinando ver a Christopher con el traje del héroe volando junto a Margot Kidder –que se suicidó en mayo de 2018, otra tragedia- acompañados por la música del genial John Williams. Tal secuencia, una de las más bonitas de la historia del cine, resulta conmovedora.

Reeve falleció en 2004, a los 52 años.
Reeve falleció en 2004, a los 52 años. / DM

Impresiona constatar cómo se desarrolla a veces la siempre imprevisible vida. Cómo se pasa en ella de la felicidad (en el caso de Christopher y Margot, no se podía concebir un triunfo artístico mayor que el que lograron gracias a Superman) al drama. Es una moneda que cuando nacemos se lanza al aire y que jamás cae de canto.

Síguenos en: