Cantabria en la Mesa

Cantabria en la Mesa

Buenas noticias para los amantes del huevo

SALUD Y NUTRICIÓN

Los estudios médicos actuales demuestran que un consumo moderado no tiene influencia, salvo casos excepcionales, en los valores de colesterol sanguíneo

José Enrique Campillo
JOSÉ ENRIQUE CAMPILLO

El consumo de huevos, en cualquiera de sus versiones culinarias, no ha estado bien visto desde el punto de vista de la salud. Hace ya muchos años se puso en evidencia la relación que existía entre los niveles de colesterol en sangre y los problemas cardiovasculares. Y el huevo, su yema, es uno de los alimentos que más colesterol contiene. Pero en los últimos años, nuevas investigaciones con técnicas más precisas sugieren que un consumo moderado de este alimento no tiene por que influenciar los niveles de colesterol en sangre, al menos para la mayor parte de las personas.

Recientemente (en abril y mayo de este año 2018) se han publicado dos estudios, en dos de las mejores revistas científicas sobre alimentación y salud, una europea y otra americana.

Uno de los estudios se realizó en más de 28.000 personas sin antecedentes de enfermedad cardiovascular. A lo largo de diez años se les llevó un control médico que permitía conocer los problemas de salud, los estilos de vida y de alimentación de cada uno de los participantes. Durante esos diez años algunos de los participantes en el estudio murieron por diversas causas. Se analizaron los datos y, entre los resultados obtenidos, se encontró que ni la mortalidad por cualquier causa, ni la mortalidad por causas cardiovasculares estaban relacionadas con la cantidad de huevos que consumían a la semana los fallecidos. En especial, la mortalidad por infarto de miocardio o por ictus cerebral era la misma entre las personas que consumían siete huevos a la semana o uno solo.

El segundo estudio se realizó en personas con síntomas de inicio de diabetes o con diabetes tipo 2 manifiesta. Se hicieron dos grupos sometidos a un control estricto de la alimentación y del estilo de vida, pero un grupo de pacientes solo consumía un huevo a la semana y el otro tomaban un huevo diario. Al cabo de un año no se observaron diferencias en ningún parámetro relacionado con el control de la diabetes, ni con el estado de riesgo cardiovascular o metabólico en uno u otro grupo.

Los dos estudios confirman, por tanto, lo que ya habían sugerido otras investigaciones anteriores, realizados por otros equipos de investigación. En conclusión, los datos médicos actuales demuestran que un consumo moderado de huevos no tiene influencia, salvo casos excepcionales, en los valores de colesterol sanguíneo de las personas, ni provoca ni agrava situaciones de riesgo cardiovascular, ni siquiera en situaciones de riesgo elevado como es la diabetes.

El huevo es uno de los alimentos más completos que existen y que además nos proporcionan algunos nutrientes muy necesarios como la colina.

No hay razones científicas que nos prohíban disfrutar de esta delicia gastronómica, a ser posible, cuidando su procedencia. Mejor los huevos de campo que los de gallinas enjauladas, ya que los tratamientos que se les aplican para evitar enfermedades pueden aparecer en el huevo. También es recomendable alternar las diferentes formas de preparación y, cuando los tomemos fritos, debemos de escurrir bien el exceso de aceite.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos