Las claves del éxito de una burger de pesto

Es fundamental la selección de los ingredientes

Hamburguesa con vegetales. /DM
Hamburguesa con vegetales. / DM
Ricardo Ezcurdia
RICARDO EZCURDIA

A comienzos del siglo XX apareció en Estados Unidos un restaurante que ofrecía un filete de carne picada entre dos rebanadas de pan, se dice que por satisfacer la exigencia de un cliente que quería comer deprisa. La cosa fue evolucionando y se dieron cuenta que el filete había que hacerlo en una plancha o parrilla bien caliente para que el resultado fuera crujiente en el exterior y jugoso por dentro; que el pan redondo resultaba más cómodo para comerlo con las manos sin que se saliera por ningún lado. Ahí nació realmente la hamburguesa.

Existe una oferta tan grande en el mercado si hablamos de hamburguesas que abarcan casi la totalidad de rango de precio. Lógicamente la calidad va vinculada a este factor, desde las más baratas de restaurantes de comida rápida hasta las llamadas hamburguesas gourmet con ingredientes de alta calidad y sofisticadas recetas.

Uno de los principales elementos, además de la carne, que en mi opinión es determinante a la hora de elegir una hamburguesa, es el pan, no solo es lo que envuelve la carne y hace que no te manches; no vale todo, el pan es el que protege el calor de la carne y nos da el equilibrio, o si no pensad: ¿cuántas veces se nos ha desmontado una hamburguesa por un pan inadecuado?

La carne cobra un papel fundamental, como es lógico. Tiene que ser fresca y tener un contenido de materia grasa de hasta un 25%. Esa grasa se fundirá en el proceso del asado y aportará un sabor y un aroma particulares. Ya luego entramos en los acompañamientos, que cada uno adapta a sus gustos: el queso, algunos vegetales, los encurtidos o las salsas cobran una gran relevancia para completar un plato 'redondo', nunca mejor dicho.

Con todas estas premisas hoy os voy a dar una receta de una hamburguesa diferente, una con la que sorprender en casa. Se trata de una hamburguesa de pesto. Lo primero que tenemos que hacer es seleccionar la carne con la que vamos a hacerla, el pan, que sea firme pero no duro a la hora de morder porque resulta incomodo, y luego los ingredientes básicos para elaborar un pesto –la albahaca, los piñones, el queso parmesano, el ajo y el aceite de oliva–.

Trituramos los ingredientes del pesto como solemos hacer cuando elaboramos la salsa y lo mezclamos con la carne picada en un bol grande. Añadimos la cantidad que queramos lógicamente al gusto, pero no conviene pasarse porque puede desvirtuar el sabor de la carne y el resultado final. Formamos las hamburguesas y las metemos en la nevera una media hora para que adquieran consistencia. Las asamos en una sartén, parrilla o plancha bien caliente, a fuego fuerte un par de minutos por cada lado, dependiendo del grosor, y las tenemos.

Para acompañar a esta delicia utilizaremos un queso italiano, el gorgonzola, que mezclamos con un poco del pesto batiéndolo bien hasta conseguir una pasta, que untamos en el pan, previamente tostado en su interior.

Ponemos la carne, unashojas de rucula y listo, nada más y nada menos, un bocado sensacional que os aseguro hará las delicias de todos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos