Cantabria en la Mesa

Cantabria en la Mesa

Damos la bienvenida al bonito

¿QUÉ HAY DE CENA PAPI?

Hoy hacemos rollos con jamón y queso en salsa

Damos la bienvenida al bonito
Ricardo Ezcurdia
RICARDO EZCURDIA

Estamos en la pretemporada del bonito, comienza la costera y estamos todos expectantes a ver qué tal se da, porque es un pescado que nos gusta que esté en nuestra cocina.

Durante estos años hemos hecho innumerables recetas con éste túnido, pero es comenzar la temporada y entrarnos las ganas de empezar a cocinarlo y comerlo, así que una vez más nos ponemos manos a la obra y vamos a preparar una receta para que todo el mundo en casa disfrute de éste fantástico pescado.

En esta ocasión os proponemos a elaborar unos rollitos de bonito y los vamos a rellenar con un poco de jamón y queso, para acabar guisando en una salsa espectacular. ¿Suena bien, verdad? Pues veréis que sencillo resulta y que resultado más bueno.

Necesitaremos medio kilo de bonito que picamos bien. A mi me gusta a cuchillo pero también lo podéis picar con una máquina, quedará más fino. Le añadimos también una cebolla y una cabeza de ajos bien picados; la ramita de perejil es opcional.

Ponemos a remojo en leche miga de pan, la escurrimos y la añadimos a nuestra mezcla de pescado con tres huevos batidos y un par de cucharadas de harina, esto para que nuestra mezcla sea más compacta. Mezclamos todo y lo dejamos reposar extendido un par de horas en una bandeja de horno .

Comenzamos a hacer la salsa, con una cebolla bien picada y un diente de ajo. Sofreímos bien y añadimos un par de tomates sin piel ni pepitas, troceado, sal, pimienta y un toque de azúcar para compensar la acidez del tomate. Salteamos unos minutos y añadimos una copa de vino blanco, subimos el fuego para que se evapore el alcohol rápidamente y lo bajamos para que cueza lentamente, un vaso de caldo de pescado y que haga el 'chup chup' que tanto nos gusta.

Cogemos nuestra bandeja con la pasta del bonito y le ponemos encima unas lonchas de jamón y unos tacos de queso de nata, no mucho para que no se nos salga, pero lo suficiente para que luego se funda y nos aporte esa textura y sabor tan especial.

Vamos formando rollitos que cerraremos bien para que el relleno no se nos escape, y los pasamos por harina y huevo para proceder a freírlos, únicamente para sellarlos, porque acabaremos guisándolos en nuestra salsa.

A la salsa le podemos añadir un poco de picante que le irá genial, como siempre al gusto, para no incomodar al que no le agrade.

Y ya está, tenemos una receta con bonito para chuparse los dedos para niños y mayores, si lo acompañamos con unas patatas fritas triunfamos seguro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos