Espárragos de guarnición

Están deliciosos si los cocemos y los servimos acompañados de una mantequilla de anchoas. Hoy os enseño cómo hacerla

Espárragos de guarnición
Ricardo Ezcurdia
RICARDO EZCURDIA

Muchas veces cuando asamos una carne o hacemos un pescado no tenemos muy claro que acompañamiento le va a ir mejor, en principio queremos salirnos un poco de lo habitual, las patatas, pero siempre se trata de buscar el equilibrio o el complemento perfecto para redondear el plato.

Existen infinidad de guarniciones pero nosotros hoy nos vamos a centrar en los espárragos verdes. Ya sea como complemento o como actor principal del plato resultan deliciosos ademas de un aliado perfecto para la gente que esté haciendo algún tipo de régimen.

Comenzamos con una receta que sorprenderá mucho en casa que no es más que los espárragos cocidos, siempre hay que intentar que no se nos pasen de coccion porque se ablandan demasiado y tienen que ofrecer algo de resistencia a la hora de morderles, acompañados de una mantequilla de anchoas, que sirve tanto para acompañar una carne como un pescado.

Comenzamos sacando la mantequilla de la nevera y dejándola atemperar, picamos un octavillo de anchoas bien fino y lo añadimos a la mantequilla y movemos bien para integrarlo todo. Hay mucha gente que prefiere triturar las anchoas con una túrmix, considero que no es necesario si las picamos a cuchillo, eso si, bien finas. Volvemos a meter la mantequilla al frigorífico.

Cocemos los espárragos en un recipiente el tiempo que necesiten, para que nos queden como queremos, dependiendo del grosor, cuando estén listos los sacamos a una fuente y le ponemos la mantequilla por encima que se vaya derritiendo con el calor de los espárragos. Mezclamos todo y servimos con la carne o el pescado.

Otra de las opciones que os propongo es hacerlos a la parrilla, el clásico día que hacemos barbacoa y por ejemplo con un trozo de bonito, una carne o cualquier otra cosa que pongamos encima de las brasas combinan genial. Simplemente cortamos la parte de abajo, como siempre los lavamos y los ponemos en la parrilla, los vamos moviendo para que no se nos quemen y listo, con unos cristalinos de sal y un poco de aceite de oliva tenemos una guarnición de 10.

Por último una receta que puede servir también como plato de cena un día que no tengas mucho en la nevera o pocas ganas de liarte en la cocina. Limpiamos los espárragos como hacemos habitualmente y los ponemos en la plancha con unas gotas de aceite de oliva, mientras en una cazuela aparte ponemos un trozo de nuestro queso favorito, a poder ser un poco graso, y lo comenzamos a fundir, cuando tengamos los espárragos listos los disponemos en una fuente y los cubrimos parcialmente con el queso derretido, un autentico manjar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos