Una fiesta para los sentidos

Los profesionales galardonados posan con sus premios al final de la gala, acompañados por autoridades, organizadores y patrocinadores del certamen./Luis Palomeque
Los profesionales galardonados posan con sus premios al final de la gala, acompañados por autoridades, organizadores y patrocinadores del certamen. / Luis Palomeque

La cuarta edición del certamen que organiza y convoca Cantabria en la Mesa ha distinguido este año la labor del cocinero Ignacio Solana (Restaurante Solana), Monper Chocolate, Picos de Cabariezo, Casa El Macho, Sobaos El Andral y Cerveza DouGall's

David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

La gala de entrega de los Premios Alimentos de Cantabria volvió anoche a convertirse en una fiesta para los sentidos y para el paladar, así como el mejor escenario para reconocer el trabajo de seis profesionales del sector agroalimentario, cuyo denominador común es la producción, transformación, utilización, comercialización y difusión de los productos cántabros. La cuarta edición del certamen que organiza y convoca El Diario Montañés, con el patrocinio de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación y su Oficina de Calidad Alimentaria (Odeca), y Supermercados BM, y la colaboración de Caixabank y el Ayuntamiento de Torrelavega, ha distinguido este año la labor del cocinero Ignacio Solana (Restaurante Solana), Monper Chocolate, Picos de Cabariezo, Casa El Macho, Sobaos El Andral y Cerveza DouGall's.

El alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, en su condición de anfitrión del evento, agradeció que un año más los organizadores del evento eligieran el recinto de La Lechera para acoger la gala de entrega de estos premios, y animó a empresarios y a productores a que sigan apostando por la capital delBesaya para desarrollar sus proyectos, que dijo «van a encontrar nuevo suelo industrial con la construcción del nuevo parque empresarial de La Excavadas». Por su parte, el redactor jefe y coordinador de Cantabria en la Mesa (suplemento semanal de El Diario), José Luis Pérez, recordó que «esta aventura» de ofrecer a los lectores unas páginas donde poder disfrutar de la gastronomía regional nació hace diez años, y desde hace cuatro se enriquece con la creación de los Premios Alimentos de Cantabria, con los que «intentamos inculcar cultura gastronómica». Un certamen que cada año ha ido creciendo y prueba de ello son las 80 candidaturas entre las que el jurado ha tenido que elegir.

Pero los auténticos protagonistas de la gala conducida por la periodista Leticia Mena fueron los galardonados. El primero de ellos, el cocinero Ignacio Solana, propietario del restaurante Solana, en La Bien Aparecida, que recogió el Premio a la Restauración y Puesta en Valor, de manos del presidente de El Diario Montañés, Luis Revenga. El restaurador recordó que hace ya 20 años se lió la manta a la cabeza y estando fuera de Cantabria «me di cuenta de verdad de la riqueza y el potencial de esta región, me salió una vena cántabra que no conocía y que me ha traído hasta donde estoy». Solana, que reconoció sentirse muy emocionado por el galardón, quiso agradecer el trabajo de los productores y artesanos locales.

El director de la Oficina de Calidad Alimentaria, Fernando Mier, fue el encargado de entregar a Borja Pérez y Marián Montero el premio al Emprendedor. Los responsables de la firma Chocolate Monper, empresa agroalimentaria nacida hace dos años y que ha lanzado al mercado productos tan innovadores como los chocolates de anchoa o de mojito, sin conservantes, ni colorantes, destacaron al recoger el galardón que «para que un proyecto salga bien el ingrediente más importante es la gente que te rodea», por lo que Borja y Marián quisieron dedicar el premio a todo el equipo que compone la empresa ubicada en Reocín.

Los premiados

La zona de Liébana también está representada en la cuarta edición de los Premios Alimentos de Cantabria y es que la bodega Picos de Cabariezo recibió anoche el reconocimiento a la mejor industria agroalimentaria. El jefe de marketing de BMSupermercados, PedroGaldós, hizo entrega del premio a Javier Blanco, José Antonio Parra y Jaime Parra, fundadores y copropietarios del negocio que este año además de vinos y ginebra, está trabajando en la elaboración de whisky. Javier Blanco reconoció que el trabajo en el sector agroalimentario «no es fácil» pero «a base de tesón y mucho esfuerzo hemos llegado hasta aquí y estamos muy contentos de que nuestro trabajo se reconozca ahora, sobre todo porque en esta empresa optamos mas por la calidad que por la cantidad, ésa es nuestra clave».

José Ángel Saiz, propietario de El Andral, que recogió el premio al Productor Ecológico entregado por la directora general de Pesca y Alimentación de Cantabria, Marta López, subrayó que el compromiso con el medio ambiente «es lo que nos ha traído hasta aquí», animando a la gente a que apuesta por las zonas rurales, «donde se pueden llevar a cabo iniciativas empresariales y proyectos con mucho futuro si hacemos las cosas bien». Saiz también quiso disculpar la ausencia en la gala de sus padres porque «después de 50 años trabajando creo que es la tercera vez que van de vacaciones».

El premio a la trayectoria fue para otra empresa pasiega, Casa El Macho. Su propietario, Gumersindo Fernández, que dijo que «es un placer y un honor recoger un reconocimiento así entre amigos», recordando después de cuatro generaciones de este negocio en Selaya de «mis abuelos, de mi madre, de mis tíos..., porque a todos ellos es a los que tengo que dedicar este premio».

Por último, el premio que reconoce la labor de innovación e internacionalización ha recaído en Cervezas DouGall's, que el jueves próximo pone en marcha una nueva andadura en la productora de Liérganes con un proyecto de crowfunding. Kike Cacicedo, que recibió el galardón acompañado por su socio Andrew Dougall, de manos del director del Área de Negocio de Caixabank, Francisco Javier Ortiz, resaltó que «este premio que hoy recogemos tiene más valor porque al trabajo que realizamos y eso te enorgullece». «El objetivo es compartir los beneficios con todas aquellas que nos ayuden en esta nueva etapa y probar esta nueva forma de financiación », dijo.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, «a la carrera» porque en unos minutos tenía la pegada de carteles con la que se abre la campaña electoral del 26-M, cerró el acto poniendo de relieve la calidad del sector agroalimentario en Cantabria y animó a todos los galardonados porque «de todos estos productos he comido y bebido y con ellos hacéis que Cantabria sea más infinita aún».