La Guía Michelin se presenta el miércoles en Lisboa

El muñeco Bibendum. :: dm/
El muñeco Bibendum. :: dm

Cantabria espera con los brazos abiertos más estrellas, aunque el objetivo sea complicado

José Luis Pérez
JOSÉ LUIS PÉREZSantander

El próximo miércoles, 21 de noviembre, tendrá lugar en el Pavilhão Carlos Lopes de Lisboa la presentación de novedades de la Guía Michelin de España y Portugal 2019 y la posterior fiesta donde los agraciados con estrellas celebrarán la entrada en el 'cielo de la gastronomía nacional e internacional'. La cita, a las 19.00 horas, y la expectación, como siempre sucede en estos casos, es máxima. Michelin se cuida mucho de que se produzcan filtraciones y todas las quinielas que se hayan hecho o se puedan hacer en estos días son pura especulación sin fundamento y con origen en las fuentes de la publicación. Este detalle es una de las grandezas de una guía centenaria que encumbra a restaurantes y chefs que desarrollan una cocina a niveles de excelencia.

La gastronomía de Cantabria que tan buenos resultados ha recogido en las últimas cosechas, afronta el evento con los 'deberes' hechos, pero siempre con los brazos abiertos para acumular nuevas estrellas y seguir ratificando que el nivel no solo se mantiene sino que se consolida y se incrementa.

En la actualidad hay seis restaurantes cántabros en la zona noble de la guía roja -Cenador de Amós y Annua (dos estrellas) y El Serbal, El Nuevo Molino, Solana y La Bicicleta (con una estrella)-. En total, 8 estrellas, lo que permite a esta pequeña región de 580.000 habitantes tener uno de los mejores ratios del mundo en estrellas por población. No se debe olvidar que otro cocinero cántabro, afincado en Burgos, tiene una estrella Michelin; nos referimos a Miguel Cobo con su restaurante Cobo Vintage.

Varios restaurantes y chefs de la región están expectantes tras haber recibido inspecciones

Pero siempre se quieren más. En las vísperas del 'día de autos', los rumores se disparan y en Cantabria hay algunos cocineros que están pendientes de si saldrán como novedad entre los elegidos por los inspectores que visitan de forma anónima los restaurantes. Si hubiera que señalar algunos establecimientos y sus respectivos chefs que están mejor posicionados -en función del tipo cocina que desarrollan- para albergar esperanzas de conseguir su primera estrella Michelin, estos pueden ser: La Casona del Judío, de Sergio Bastard, en Santander; Sambal, de Javier Ruiz, en Noja; El Hostal, de Gustavo Pérez, en Oruña de Piélagos. Por otro lado, La Bien Aparecida, en Madrid, de los empresarios cántabros Paco Quirós y Carlos Crespo, y con José Manuel de Dios, de Aes (Puente Viesgo), como jefe de cocina, es otro candidato firme.

Tampoco se puede dejar de recordar las esperanzas que tiene el Cenador de Amós de dar el salto y convertirse en el primer triestrellado de la región. Sus responsables, con Jesús Sánchez a la cabeza, tienen ese objetivo.

Bib Gourmand

Por otro lado, hay otra categoría en la 'guía roja' que da un enorme prestigio a los restaurantes, la Bib Gourmand. Con esta distinción se clasifica a restaurantes donde se puede comer con una extraordinaria relación calidad-precio que no supere los 35 euros. En Cantabria gozan de esa categoría Querida Margarita, Vors, Casona del Judío y Agua Salada en Santander, Hostería Calvo y el Mesón de Borleña.

 

Fotos

Vídeos