Lomo de lubina especiada con salsa de aguate y mango

Lomo de lubina especiada con salsa de aguate y mango
DM
Ricardo Ezcurdia
RICARDO EZCURDIA

No solemos ser conscientes del importante papel que cumplen las especias en la gastronomía, en algunos casos favorecen la digestión, realzan el sabor de la comida y dan un toque distinto a platos corrientes. Las almacenamos en botes en nuestros armarios y muchas veces cuando vamos a echar mano de ellas están incluso caducadas. Yo no soy muy partidario de esos botes que venden en las grandes superficies, si tenéis la oportunidad alguna día de acercaros a alguna de las tiendas que venden a granel descubriréis un universo mágico, ademas del asesoramiento de la gente que las regenta, los aromas os transportarán hacia horizontes lejanos, un verdadero placer sensorial.

Antiguamente se utilizaban más, tanto en la cocina, como en la medicina, y eran fundamentales en la alimentación cotidiana. Hoy en día parece que nos hemos olvidado un poco de ellas, y eso que tendríamos bastantes mas motivos para usarlas debido a la desvitalización de los alimentos actuales.

Así que desde aquí quiero romper una lanza en favor de las especias y retomar su utilización más amenudo y no solo en recetas puntuales. Por ello esta semana os propongo utilizarlas en un lomo de lubina, aderezado con una salsa fresca que le va que ni pintada.

Necesitaremos lógicamente una lubina, el tamaño dependerá del numero de comensales, y como siempre pediremos a nuestro pescadero o pescadera que nos saque los lomos –retiraremos las espinas que podamos detectar y haremos unos cortes en la parte de la piel–. Llega el momento mágico, en un bol vamos a mezclar una cucharadita de cilantro molido, otra de comino en polvo, media de cúrcuma, otra media de chile en polvo, aunque esta cantidad la podéis ajustar a vuestra tolerancia con el picante, y una pizca de sal. Las mezclamos bien y se las untamos por la parte de la piel a los lomos de lubina.

Vamos ahora a preparar la salsa de acompañamiento, que es bien sencilla. Únicamente necesitamos un aguacate y un mango que pelaremos y picaremos en dados pequeños; media cebolleta roja, también bien picada y unas hojas de cilantro. Mojamos todo con el zumo de una lima, una pizca de sal y a remover, es una salsa increíble.

Calentamos una sartén a fuego medio y con unas gotas de aceite de oliva asamos los lomos durante unos 6 minutos hasta que quede la piel bien tostada, les damos la vuelta un minuto por el otro lado y lo sacamos.

Emplatamos el lomo de lubina y mojamos con nuestra salsa de aguacate y mango, veréis que maravilla.

Basta con un pellizco de estos polvos mágicos para dar un aire distinto a nuestros platos.