El Serbal celebra su vigésimo aniversario

Quique Muñoz y Rafael Prieto de estaurante El Serbal. /
Quique Muñoz y Rafael Prieto de estaurante El Serbal.

El sábado 25 servirá un menú con platos históricos del restaurante con una estrella

DIEGO RUIZ

El restaurante El Serbal -una estrella Michelin y un sol Repsol- está de cumpleaños. El total, dos décadas de éxito de un proyecto que comenzó en 1999 en un enclave privilegiado como es la zona de Puertochico. Los comienzos de este importante establecimiento fueron ya más que prometedores.

Una cocina con toques de autor, bien diseñada; una amplia bodega con más de 500 referencias; un cuidado servicio, y detalles como sus panes artesanos, la selección de quesos internacionales, los carros de café e infusiones y sus combinados, llevaron a El Serbal a lo más alto de la gastronomía de Cantabria hasta lograr en 2003 una estrella Michelin, que sigue luciendo con esplendor en la fachada del restaurante, en la calle Andrés del Río.

Para festejar estos veinte años de rodadura, el jefe de cocina de El Serbal ha elaborado un menú especial para degustar el próximo sábado 24 de mayo. El mismo está compuesto por los platos mas característicos que se han servido a los comensales durante estas dos décadas. Platos emblemáticos siempre calificados con sobresaliente por sus clientes habituales .

El menú, que tiene un precio de 80 euros, comenzará con el popular carpaccio de cordero y foie al aceite de oliva virgen, que se maridará con un Albariño Finca Valiñas 2015. Le seguirá una ensalada de bacalao, setas y pimientos en costra de patata con su pil-pil, también acompañada por el mismo vino.

El carabinero chili crab se marida en esta ocasión con un Pommery Brut Royal, al igual que el arroz negro con cachón y langostino en témpura y ali oli.

Continúa este menú especial con unos huevos escalfados con foie en hojaldre y salsa de oporto, con un Utopic Xarel-lo 2015, que también se servirá con la raya asada al horno con emulsión de hongos.

Las pechuguitas de codorniz rellenas de pétalos de rosa se riegan con Terral Cabernet Franc, Syrah y Merlot 2016, y la presa ibérica lacada al carbón con crema de zanahorias, con Mirto 2014.

De postre hay un helado de queso blanco con frambuesa y galleta crujiente, con Alda Selección SEL dulce, al igual que el postre de los chocolates. Sin duda una buena selección tanto de platos como de caldos para una efeméride tan especial.