El wrap, ese gran aliado para comer en la playa

De pollo, de rabas, de 'restos' que tengamos en la nevera. El truco para que no se nos deshaga al comerlo es enrollarlo con fuerza al hacerlo

El wrap es una variante del burrito o del taco mexicano, que se rellena de pollo o ternera, principalmente, y vegetales, pero puede adaptarse a todos los gustos. /
El wrap es una variante del burrito o del taco mexicano, que se rellena de pollo o ternera, principalmente, y vegetales, pero puede adaptarse a todos los gustos.
Ricardo Ezcurdia
RICARDO EZCURDIA

A veces nos cuesta hasta pronunciarlo, pero no es más que el envoltorio de algo, algo rico, algo que nos podemos llevar a cualquier sitio para comer o cenar. Ideal para los días de playa, y alternativa al clásico bocadillo o sandwich.

El wrap no deja de ser una variante del taco o burrito mexicano, y aunque no está muy claro su origen, lo que sí que está realmente claro es que puede solucionar una comida o cena en un abrir y cerrar de ojos, incluso fuera de casa, que es lo mejor.

El envoltorio puede ser una tortilla de trigo mexicana, un pan de pita o cualquier pan o torta moldeable que sirva para enrollar en su interior el alimento que vamos a degustar, frío o caliente. Es una apuesta segura ya que intentaremos siempre mezclar nuestros ingredientes favoritos.

Esta semana os propongo ideas para envolver y llevaros a la playa, que ya ha comenzado la temporada.

Lo bueno, además, es que nos sirven también para hacer 'limpieza' de nevera porque es una forma de llevarnos los 'restos' de comida a la playa.

En primer lugar contaremos con unas buenas tortillas trigo de un diámetro acorde con el hambre que tengamos, y nuestra imaginación .Lo clásico es rellenarlo con lechuga picada, tomate en dados, carne de pollo o ternera, queso y alguna salsa que haga de nexo entre todos los ingredientes.

Uno de los que más me gusta es el de pollo crujiente, pechuga de pollo empanada y frita en tiras, tipo a los fingers, lechuga cortada en tiras, guacamole o simplemente una crema que hagamos machacando un aguacate con una pizca de sal y limón, y una salsa de yogurt y pepino que aportará el frescor y el contrapunto a este wrap. Pelamos y rallamos el pepino, y lo escurrimos bien en un cuenco. Mezclamos el pepino rallado con el yogur griego, el zumo de medio limón, unas hojas de menta picadas, dos cucharadas de aceite y una pizca de sal y pimienta.

El truco consiste en hacerlo sabroso, que no quede seco, pero también a la hora de envolverlo hay que intentar presionarlo para que luego al comerlo no se deshaga, que quede bien relleno y bien prieto, en definitiva, que sea un cilindro uniforme.

Como os he dicho uno de mis favoritos es el de pollo crujiente. Pero, ¿qué os parece si en vez del pollo lo hacemos con unas rabas? El resultado es increíble si le ponemos también la lechuga y hacemos una salsa tipo mayonesa, a la que añadimos unos dientes de ajo asado y un buen chorro de limón. Que sea más bien ligera, no muy espesa. Una combinación magnífica que será la envidia de todos.