Se complica la circulación en las zonas altas de Cantabria

Una mujer camina por Espinilla/
Una mujer camina por Espinilla

En la A-67 hay que circular con precaución pero la carretera está abierta al tráfico | Cuatro carreteras precisan cadenas y dos se han cerrado al tráfico

DM .Santander

Es el primer temporal del año, y sus efectos ya se dejan notar en Cantabria. La alerta para este fin de semana ha llegado con una bajada de temperaturas y nieve en las zonas altas que está causando algunos problemas en las carreteras. De hecho, a medida que avanza la mañana, aumenta el número de carreteras que requieren de cadenas para circular por ellas.

Es el caso del puerto de Palombera, en la CA-280 en Soto, y en la CA-183 en el puerto de Brañavieja. Junto a estos tramos requiere cadenas la carretera que une Potes y Piedrasluenas (CA-184) y la que une Puentenansa y Piedrasluengas (CA-281). En todos los casos, los camiones tienen prohibido el paso, según recoge la web de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Además, en la Autovía de la Meseta las condiciones de circulación son difíciles entre el kilómetro 136 y el 120, a la altura de Reinosa, aunque el tráfico no se ha interrumpido en ningún momento.

Ver más

Como es habitual en cuanto llegan las primeras nevadas importantes del invierno, el puerto de Lunada ya ha quedado cerrado al tráfico a la altura de Merilla (CA-643, entre los puntos kilométricos 7 a 14). En este caso influye no solo la nieve acumulada, sino el riesgo de aludes en esta zona, que hace que no solo sea el primer puerto en cerrarse, sino el último en abrirse.

Las Estacas de Trueba en Yera (Vega de Pas) también está cerrado al tráfico (CA-631, entre los kilómetros 8 y 14,3). Al igual que Pozazal en la carretera CA-272 a la altura de Olea

La Agencia Estatal de Meteorología ha decretado el aviso naranja en el centro y el Valle de Villaverde, entre las 18.00 horas de hoy y las 09.00 horas del sábado. Hasta la medianoche del sábado se prevé que la cota de nieve baje hasta los 500 y 600 metros, con espesores que podrán alcanzar los 10 centímetros. Desde esa hora hasta la finalización del aviso naranja, la cota se situará en los 900 metros bajando hasta los 500 metros, con acumulaciones de 15 centímetros.

Por su parte, la Cantabria del Ebro y Liébana tendrán activado el aviso amarillo hasta las 09.00 horas del sábado. Se espera en estas zonas una cota de nieve entorno a 900 metros bajando también a 500 metros, con acumulaciones de 12 centímetros.

A pesar de ello tanto Delegación del Gobierno como la Consejería de Obras Públicas aseguran tenerlo todo listo para afrontar el primer temporal de nieve del año.

La Delegación del Gobierno tiene activado desde el pasado mes de octubre un dispositivo de vialidad invernal, integrado por unas 150 personas en estrecha colaboración con la Jefatura Provincial de Tráfico y la Guardia Civil de Tráfico, y 43 máquinas quitanieves, para minimizar las consecuencias de las nevadas en las carreteras responsabilidad del Estado.

El objetivo de estas medidas, ha señalado el delegado es, precisamente, evitar que situaciones como las del año pasado, con vehículos retenidos durante horas en la autovía de la Meseta.