Un apacible estreno de puente

Un apacible estreno de puente

El tiempo agradable acompañó a los turistas en Cantabria en el primer día festivo | La entrada de un frente dejará hoy precipitaciones débiles durante la tarde, según pronostica la Aemet

Álvaro Machín
ÁLVARO MACHÍNSantander

Frente a la oficina de turismo que hay en El Sardinero se forma una pequeña cola. «Estamos hoy y mañana, ¿qué podemos hacer?», pregunta una pareja a una de las jóvenes que ofrece información. Su compañera ha dado tantos folletos a otro turista que acaba por metérselos en una bolsa. «Soy de Pamplona y he venido porque no conocía Santander y porque vi las condiciones meteorológicas que daban para estos días». Lo de 'estos días', en su caso, va desde el pasado martes hasta hoy. «Cuatro días me quedo». Dieron bueno y acertaron. Y eso, el tiempo agradable, convirtió ayer la primera jornada de puente en Cantabria en horas de placidez. Jueves sin agua y ambiente con pinta vacacional en los puntos habituales. Terrazas, paseos, Cabárceno, Centro Botín... Hoy la cosa cambia un poco. Por la mañana se mantendrá el buen tiempo, pero ya para la tarde los pronósticos llenan de gotas de lluvia los mapas la región. Lluvias débiles, pero generalizadas.

A eso de las dos, en la estación que hace los controles sobre la calidad del aire junto al estanque del Parque de Mesones, en Santander, el termómetro marcaba 17 grados (Castro Urdiales marcó la máxima del día en Cantabria con 17,2). Con un poco de aire, la temperatura era ideal para pasear pero sin quitarse la chaqueta. La playa, de hecho, estaba llena de caminantes y deportistas. Gente corriendo, haciendo sup (lo de la tabla y el remo, porque el mar estaba como un plato) y hasta alguna valiente que se metió a darse un 'cole'.

«¿Entonces qué? ¿Vamos a tomar algo?». Por el acento, vascos. Estaban por Piquío con los niños. «Somos ocho en total», le decían a una de las empleadas del bus turístico unos chavales (estos, también por el acento, eran -fijo- del sur). «De momento no hay mucho porque se ve que están llegando ahora por la mañana. Sí que hemos visto cómo iban dejando maletas en los hoteles», comentaba la mujer, que esperaba llenar las plazas del vehículo, sobre todo, hoy y mañana. «Llegan y primero 'aterrizan' antes de decidir qué hacen».

Allí al lado, en La Cañía, problemas para aparcar y ambiente en las terrazas. Y también hubo el movimiento típico de un día festivo por los locales del centro. Hernán Cortés, Peña Herbosa... En los de la Plaza de Machichaco los que cogieron mesa disfrutaron de la postal del 'Pont Aven' atracado en el muelle. Al ferri le han dado un lavado de cara reciente -la compañía ha cambiado incluso el logo- y el barco luce ahora bastante más.

El día, en cifras, se resume con las 292 consultas en las dos oficinas de turismo en la capital (en los Jardines de Pereda y en El Sardinero, donde también esperan que el volumen sea hoy mayor porque el jueves los viajeros «estaban aún llegando»). Turistas, en su mayoría, de Madrid o del País Vasco. También por los 2.031 visitantes que optaron por el Parque de la Naturaleza de Cabárceno o por los 1.020 que se subieron al Teleférico de Fuente Dé.

«Poco nuboso o despejado con nubosidad baja en el extremo sur donde se esperan brumas y bancos de niebla matinales aumentado a nuboso o cubierto, con lluvias, en general débiles, durante la segunda mitad del día, que serán poco probables en el tercio sur», pronostica para hoy la Agencia Estatal de Meteorología. Medio día bueno y otro medio, con la entrada de un frente, no tanto. Los restos de ese frente dejarán mañana un sábado nublado, pero con poca probabilidad de lluvia. Irá despejando según pasen las horas.

 

Fotos

Vídeos