Cantabria no tendrá que devolver el agua que coge del pantano del Ebro

Cantabria no tendrá que devolver el agua que coge del pantano del Ebro
Andrés Fernández

El Estado accede a la reclamación de la región y no tendrá que retornar los 26 hectómetros de agua que capta anualmente a través del bitrasvase

PILAR CHATO y EFESantander

Finalmente el Ministerio de Medio Ambiente ha accedido a las reclamaciones de Cantabria y la comunidad no tendrá que devolver al pantano del Ebro el agua que capte a través del bitrasvase. Es decir, el famosos bitrasvase se convertirá en un simple trasvase y la región quedará eximida de su obligación de retornar los 26 hectómetros cúbicos que cada año refuerzan desde el embalse del Ebro el suministro a Santander a través del bitrasvase. Ese compromiso legal pesa sobre la Comunidad como una espada de Damocles desde hace siete años. Cantabria alegaba que este sistema requiere de bombeos desde gran altura, y por tanto es «inasumible e insostenible» desde el punto de vista ambiental y económico.

Ahora, el Ministerio de Medio Ambiente se ha comprometido a incluir en el Plan Hidrológico Nacional las captaciones de agua del embalse del Ebro que tiene autorizadas Cantabria, con lo que la comunidad autónoma no tendrá que devolver este suministro .

La encargada de dar la noticia ha sido la vicepresidenta regional y consejera de Medio Ambiente, Eva Díaz Tezanos, que ha valorado «positivamente» esta decisión.

Su comparecencia pública estaba destinada a hacer balance del plan de emergencia contra los efectos de la sequía que se desarrolla en la región y que incluye medidas como el suministro de agua con camiones cisterna a pequeños núcleos rurales. Para ello se han destinado casi 70.000 euros, y la realización de obras urgentes con un presupuesto previsto de más de 782.000 euros y con ello, el Gobierno ha garantizado el suministro en la región «pese a la sequía».

El plan se presentó en junio después de que se encendieran «todas las alarmas» por la ausencia de nieve y la escasez de lluvias durante la primavera, sobre todo en el sur de la región, y los bajos niveles de agua del embalse del Ebro, que en ese momento se encontraba al 46 por ciento de su capacidad, ha recordado. Esas alarmas han quedado confirmadas con los datos del balance del año hidrológico dado a conocer hoy que sitúa algunas áreas de Cantabria entre las zonas del país donde las lluvias se sitúan por debajo del 75 por ciento.

Ayudas para el sector ganadero

El Centro de Investigación y Formación Agraria (CIFA) hará un informe para cuantificar los daños de la sequía en las zonas de Liébana y Campoo y en función de sus resultados, el Gobierno estudiará la posibilidad de implantar una ayuda excepcional para 2017.

Con este informe se pretende conseguir un diagnóstico «lo más realista posible» sobre el impacto de la sequía, según el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, que se ha reunido con sindicatos y organizaciones agrarias que han reclamado al Gobierno ayudas para paliar los efectos de la falta de agua de los últimos meses.

El consejero ha señalado que, según la «opinión unánime» de todas las entidades presentes en el encuentro, la sequía se circunscribe únicamente a las comarcas de Liébana y Campoo. En este sentido en caso habilitar una partida presupuestaria si se determinen las pérdidas de producción, cabría la posibilidad de habilitar un pago por superficie ajustado a carga ganadera.

Oria ha precisado que, en todo caso, sería una ayuda «muy selectiva» y que excepcionalmente podría concederse solamente por este año.

A la reunión han asistido representantes de los sindicatos ganaderos UPA, AIGAS, UGAM, ASAJA y de las cooperativas Valles Unidos del Asón y Ruiseñada-Comillas.

Además del consejero, han estado presentes el director general de Ganadería y Desarrollo Rural, Miguel Ángel Cuevas y el secretario general, Francisco Gutiérrez García.

Otra de las medidas adoptadas por Cantabria para combatir la sequía, ha recordado Díaz Tezanos, fue la petición al Ministerio, y su aceptación, de mantener la captación de 7 hectómetros cúbicos de ese embalse del Ebro a pesar de que inicialmente se había suspendido.

Finalmente, y tras las lluvias de este verano especialmente en la costa, solo se ha captado cerca de un hectómetro cúbico de agua del embalse, a lo largo de un total de 26 días entre junio y septiembre, que se ha destinado exclusivamente a Santander, ha detallado Díaz Tezanos.

A través del plan de emergencia contra los efectos de la sequía se ha llevado también a cabo el suministro de agua a través de hasta tres camiones cisterna a pequeños núcleos rurales de Valdeolea, Valderredible, Valdeprado del Río, Las Rozas, Campoo de Enmedio, Campoo de Suso, Pesquera, Cabezón de Liébana, Pesaguero, Vega de Liébana y Polaciones.

La sequía en Cantabria

En total, se han destinado a este suministro de agua un total de 68.112 euros, según ha indicado la vicepresidenta y responsable de Medio Ambiente. Hasta el momento, se han ejecutado además 2 de las 17 obras urgentes solicitadas por 15 ayuntamientos de la región para mejorar el suministro de agua en sus municipios, mientras que otras 3 están en ejecución y el resto continúan con sus trámites.

El presupuesto total que se contempla para estas obras, que tiene un coste entre 9.000 y 64.000 euros, es de 782.124 euros, según ha expuesto Díaz Tezanos, quien ha destacado que estas obras van a ofrecer una solución «definitiva» para mejorar la captación y el suministro de agua en esos municipios.

La vicepresidenta ha concluido insistiendo en que el Gobierno ha garantizado este verano el suministro de agua, un bien que ha recalcado que es «limitado», por lo que ha incidido en la necesidad de reducir su consumo «cuando hay y cuando no hay sequía», al tiempo que ha anunciado que el próximo año se llevará a cabo una campaña para un consumo de agua responsable.

El PP «satisfecho»

El portavoz de Medio Ambiente del grupo parlamentario Popular, José Manuel Igual, ha mostrado su «satisfacción» por el «compromiso» del Ministerio de Medio Ambiente con Cantabria respecto a su abastecimiento de agua. En este sentido ha valorado la «sensibilidad» del departamento que dirige Isabel García Tejerina y ha afirmado en un comunicado que «una vez más» se «demuestra» que el Gobierno de Mariano Rajoy «atiende a Cantabria frente a los que se obstinan en hacer creer que el Gobierno de la Nación no tiene en cuenta a los cántabros».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos