Cantabria espera esta Navidad una nueva lluvia de millones en la lotería

Imagen de la administración santanderina de lotería número 1 sita en la calle Calvo Sotelo./María Gil Lastra
Imagen de la administración santanderina de lotería número 1 sita en la calle Calvo Sotelo. / María Gil Lastra

En el sorteo de 2017 cayó en Cantabria un pellizco del Gordo: buena parte del segundo premio y varios quintos, casi 180 millones de euros

JUAN CARLOS FLORES- GISPERT SANTANDER.

La venta de lotería de Navidad (lo dicen los loteros) está muy animada este año. Y no es de extrañar después de la lluvia de millones que el pasado año dejó en Cantabria el tradicional sorteo navideño. Nada menos que alrededor de 180 millones de euros, de los que el grueso (más de 107) salieron de la administración número 1, en la avenida de Calvo Sotelo de Santander, que vendió 1.314 décimos del número 51244, agraciado con el segundo premio.

El año pasado, el primer premio también dejó huella en Santander con siete décimos electrónicos vendidos en la avenida de Gregorio Marañón, de El Sardinero, y otros once décimos tradicionales traídos desde Lugo a Liendo por un vecino de esta localidad cántabra. En total, 18 décimos a 400.000 euros cada uno. Y luego estuvieron los décimos de varios quintos premios caídos en Cabezón de la Sal, La Abadilla de Cayón, Mogro, Puente Arce, Renedo y Los Corrales de Buelna.

LA SUERTE

51244
es el número que el año pasado dejó 107 millones de euros en Cantabria.
71198
fue el Gordo el año pasado. Se vendieron 7 décimos en Santander y once llegaron desde Lugo a Liendo.
1.700
décimos de cada número están a la venta.

La lluvia de millones del pasado año, con premio Gordo incluido (los citados 18 décimos del 71198) son un acicate para que los compradores se animen. Buena parte del segundo premio que estaba consignado en la administración número 1 se repartió en el bar 'La cepa de Papi' y la Peña Taurina Félix Rodríguez. Este año, la lotería les ha durado en los mostradores dos días. Lo dicen en la Cepa.

Un décimo está premiado con 400.000 euros, pero 78.000 van a parar a las arcas del Estado

Al frente de la Administración de lotería número 1 de Calvo Sotelo, de donde salió el segundo premio (51244), está el joven lotero Marcos Arrabal Horga. Es un tío con suerte. Regenta este despacho de lotería desde la primavera de 2017 y en Navidad ya dio un gran premio «soy nuevo en la profesión pero he entrado con muchas ganas y mucha suerte. Hasta hemos dado ya una Primitiva de 279.000 euros».

Este año se ha quedado con el 51244 íntegro (170 series, 1.700 decimos) «y mucha gente ha venido a por él. Unos porque quieren repetir y otros por ver qué puede pasar. Tengo la satisfacción de que gracias al premio que dimos hemos levantado muchas hipotecas y a mucha gente aquel premio le salvó de la crisis. Unos gallegos han vuelto a Santander a comprar el mismo número. Lo compraron en una visita a Santander y ganaron 125.000 euros por décimo, que nos está nada mal», acaba el lotero.

El año pasado se vendieron en Cantabria 40,5 millones de euros en lotería de Navidad , un 4,99% más

En el sorteo del próximo día 22 entran el juego del 00000 al 99999 y los loteros lo confirman «la venta está mejorando con respecto al año pasado que ya subió un 4,99 % sobre la Navidad anterior, cuando en España el aumento fue del 3,26». Esta subida imparable de la venta de lotería navideña parece devolver a los jugadores poco a poco a las cifras de antes de la crisis.

El sábado 1 de diciembre pasado, la suerte visitó de nuevo Cantabria. La administración del Centro Comercial Carrefour de Peñacastillo vendió diez décimos del número 84357 y repartió 120.000 euros. Y en el sorteo de Navidad de 2016 vendió parte del cuarto y de un quinto.

Este año se han consignado a Cantabria 47, 1 millones de euros en lotería nacional de Navidad y el año pasado se vendieron unos 40,5 millones de euros. El Gordo ha caído en Santander en 9 ocasiones, en parte o en todo. En los años 1848, 1854, 1860, 1912, 1917, 1934, 1951, 1970 y 2017 (los citados dieciocho décimos).

Este año hay una novedad significativa, los 10.000 primeros euros del premio por décimo están exentos de tributación. A partir de ahí se tributa al 20%. El poseedor de un décimo del Gordo se llevara 322.000 euros y 78.000 euros van a parar a las arcas del Estado.

Esto no desanima a los compradores y, como explican desde la administración número 24 de Santander, ubicada en la Plaza de las Cervezas, «la venta va bien, este último mes se está animando mucho».