Cazadas seis personas que redujeron los cuentakilómetros de 21 vehículos para venderlos

Un agente de la GIAT recoge pruebas del cuentakilómetros de uno de los vehículos./OPC
Un agente de la GIAT recoge pruebas del cuentakilómetros de uno de los vehículos. / OPC

Dos de ellos han sido detenidos y otros cuatro investigados por esta estafa | A uno de los vehículos descubiertos en esta operación 'Mazajón' se habían rebajado 450.000 kilómetros

DM .
DM .Santander

Dos hombres han sido detenidos y otros cuatro están siendo investigados por agentes de la Guardia Civil de Tráfico por manipular los cuentakilómetros de los coches para reducirlos. La operación 'Mazajón', desplegada hace un año, puso ha puesto fin a esta estafa con la que estos cuatro individuos reducían los kilómetros a los vehículos para hacerlos más atractivos para su venta.

En Cantabria se han detectado, durante esta operación, un total de 21 vehículos con reducción de kilómetros, siendo el caso más llamativo el de un vehículo al que se le rebajaron casi 450.000 kilómetros antes de ponerle a la venta.

El Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) de la Guardia Civil de Cantabria comenzó esta operación hace un año a raíz de una denuncia interpuesta por un particular, en la localidad de Reinosa, en la que se señalaba una reducción de kilómetros en el vehículo que había adquirido. Ante este caso los agentes encontraron nexos de unión entre esta operación mercantil y otras realizadas en Cantabria por diferentes comercios de compraventa de vehículos que tenían relaciones comerciales entre ellos.

La investigación se centró entonces sobre los concesionarios de compraventa más sospechosos, y los agentes pudieron determinar que algunos vehículos eran ofertados a través de internet, o bien, aprovechándose de relaciones personales vendían los mismos, sin la necesidad de un establecimiento de cara al público.

Durante el año que duró la investigación los agentes del GIAT analizaron más de 450 vehículos procedentes de diferentes operaciones de compraventa realizadas por los ahora detenidos e investigados en Cantabria, concluyendo que en 21 casos se había aminorado los kilómetros manipulando los odómetros de los coches.

Seguridad para el tráfico

Por parte de los especialistas en seguridad del tráfico de la Guardia Civil de Cantabria se quiere incidir que no solo se está ante una estafa con el consiguiente perjuicio económico para el comprador, sino que este «maquillaje» de kilómetros puede afectar tanto a la seguridad de los ocupantes del vehículo manipulado como del resto de los usuarios de las vías.

Al no conocerse los kilómetros reales del vehículo el comprador desconoce el desgaste real, lo que encierra un peligro latente, ya que posiblemente se omitirían operaciones de mantenimiento fundamentales para la seguridad acorde con los kilómetros realizados por el vehículo a lo largo de su vida.