Detenida una pareja por cultivar marihuana en Monte

La plantación denunciada, en el barrio Corbanera de Monte. /Antonio 'Sane'
La plantación denunciada, en el barrio Corbanera de Monte. / Antonio 'Sane'

La Policía Nacional ha intervenido esta mañana en una finca de Regato Juan, en el barrio Corbanera (Monte), para destapar una plantación de unos 30 metros cuadrados

José Carlos Rojo
JOSÉ CARLOS ROJOSantander

Dos personas han sido detenidas esta mañana en el barrio de Monte por cultivar marihuana en una finca de Regato Juan. Se trata de una nueva operación policial contra el cannabis en Cantabria, tras la enorme incautación realizada hace dos semanas en una nave industrial de San Vicente de Toranzo. El Cuerpo Nacional de Policía mantiene la investigación abierta y por el momento no ha querido facilitar datos concretos sobre la operación. Pero este periódico ha podido comprobar sobre el terreno que se trata de un pequeño cultivo, de apenas 30 metros cuadrados, que los detenidos usaban, según los vecinos, para consumo propio.

La operación de hoy en Santander queda casi como una anécdota comparada con el carácter industrial del caso reciente conocido en San Vicente de Toranzo, donde hace unos días se destapó la existencia de una gran nave industrial, de unos 2.500 metros cuadrados de plantaciones. Pero ha sido suficiente para que la Policía Nacional haya intervenido en la finca de la zona del Regato Juan, en el barrio Corbanera (Monte). En la finca investigada había tres vehículos, una tienda de campaña cubierta de plásticos gruesos, donde presuntamente vivían los detenidos, tres perros enjaulados y una cubierta, a modo de invernadero, donde crecían las plantas de marihuana.

Sane

«Aquí se sabe todo y los vecinos conocíamos la existencia de las plantas», confirma uno de las personas que viven en la zona. «No es mucha cantidad, seguramente que era para consumo propio porque este hombre (en referencia al detenido) es socio de un club de fumadores de marihuana que hay aquí cerca», agrega.

A falta de que la Policía Nacional haga públicos los detalles de la operación, este periódico ha podido saber que el detenido tiene cerca de 50 años, y que vive en esa pequeña finca, de unos 500 metros cuadrados, en condición de arrendamiento desde comienzos de verano. La otra persona detenida es su pareja, que habita con él en la vivienda improvisada que hay en el terreno.

Dos tanques de agua para abastecer la plantación

Tras la irrupción de la Policía, y después de conocer que debían acompañar a los agentes en condición de detenidos, la pareja abasteció de agua a los perros y abandonó la zona en uno de los dos coches con los que los agentes accedieron al lugar.

Descubiertos han quedado los dos tanques de agua que abastecían la plantación -porque la finca carece de servicios básicos-, las plantas y las herramientas para su cultivo. Todo estaba tapado con un plástico para preservar el crecimiento óptimo de la cosecha.

Alguno de los paseantes de la zona asegura que en los últimos días se había visto deambular por los cielos, a vuelo raso, un dron que parecía inspeccionar las fincas; aunque la Policía no ha podido confirmar este hecho.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos