Fallece un cántabro de 27 años arrollado por su propio camión en Asturias

El camión paró contra una vivienda, que resultó derruida./Xuan Cueto
El camión paró contra una vivienda, que resultó derruida. / Xuan Cueto

El vehículo comenzó a moverse cuando el conductor se encontraba fuera y tras atropellarlo, impactó contra una construcción abandonada

GLORIA POMARADAOviedo

Un camionero cántabro de 27 años ha perdido la vida hacia las diez de la mañana de este lunes tras ser arrollado por su vehículo en Sevares, en el concejo asturiano de Piloña. Según informa el Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias, el camión «comenzó a moverse en un momento en el que el conductor estaba fuera del mismo» y lo atropelló; después, «continuó descendiendo por una pendiente y terminó colisionando contra una construcción abandonada».

O. D. J. era el menor de cuatro hermanos de una familia de San Esteban de Caranceja (Reocín) muy querido por ser parte activa en la organización de fiestas y eventos locales. «No era un residente más. Hacía vida en el pueblo, sus amigos eran los de aquí de toda la vida e incluso llegó a ser uno de los tres Reyes Magos junto a su hermano», cuentan fuentes del pueblo consultadas por El Diario. El joven conductor, que practicaba taekwondo desde hacía años en un gimnasio de Cabezón de la Sal, estaba planteándose estudiar en el futuro para presentarse a las oposiciones a bombero.

El joven cántabro se encontraba con el vehículo de gran tonelaje -que pertenecía la empresa familiar en la que trabajaba- en la subida a la iglesia de Sevares, donde estaba procediendo al cargado de troncos de madera. Por causas que se desconocen el camión comenzó a descender en dirección a la carretera N-634, por lo que el joven trató de acceder a la cabina para detenerlo. Fue en ese intento cuando acabó viéndose atrapado contra un muro, lo que provocó su fallecimiento. Finalmente el camión maderero frenó contra la vivienda, que resultó derruida.

Perros de la unidad canina del SEPA rastrearon la zona para descartar que existan más afectados dentro de la casa. Una vez finalizadas esas tareas se procederá a despejar la vía para restablecer el tráfico, actualmente regulado por la Guardia Civil. Hasta el lugar del siniestro se han desplazado tanto bomberos del parque de Piloña como de La Morgal.