Los Greim rescatan a un montañero francés que se había quedado enriscado en la Canal del Vidrio

Una agente del Greim ayuda al montañero francés a subir./OPC
Una agente del Greim ayuda al montañero francés a subir. / OPC

Los especialistas de alta montaña de la Guardia Civil ayudaron también a un madrileño que se hizo un esguince cuando descendía de Cruz de la Viorna y al que tuvieron que portear en camilla

DM .
DM .Santander

Los componentes del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil de Cantabria, realizaron en la tarde del miércoles dos intervenciones consistentes en el rescate de un montañero francés que se quedó enriscado en la Canal del Vidrio, sin posibilidad de salir del lugar por sus medios, y otro hombre, vecino de Madrid, que sufrió una lesión en un tobillo cuando realizaba una ruta bajando la Cruz de la Viorna, que igualmente le imposibilitaba seguir.

Ver más

Sobre las 17.30 horas el servicio 112 pasó avisó a la Guardia Civil de la existencia de un hombre enriscado en la Canal del Vidrio (Picos de Europa) y que solicitaba ayuda al no poder salir por sus medios de la situación en que se encontraba. Dicha persona estaba realizando en solitario la actividad de montaña.

Ante el aviso se preparó un equipo del GREIM de la Guardia Civil de Potes y se solicitó la colaboración del helicóptero del cuerpo, con base en Asturias, para una actuación más rápida, teniendo como punto de encuentro Aliva. A la llegada de los GREIM observaron que en la zona estaba comenzando la aparición de niebla, informando los pilotos la imposibilidad de tomar tierra, sobrevolando la zona por encima de las nubes sin conseguir localizar al montañero.

La intensa niebla complicó el rescate.
La intensa niebla complicó el rescate. / OPC

Ante la imposibilidad de rescate con los medios aéreos los Greim prosiguieron a pie, ascendiendo la Canal del Vidrio hasta su parte superior, haciendo muy difícil la localización del citado hombre por la intensa niebla.

Finalmente sobre las 20.30 horas los especialistas en montaña de la Guardia Civil escucharon la voz del mencionado hombre en una zona de canales muy verticales, siendo difícil el acceso al mismo por la intensa niebla. En un momento en que se observó una ligera mejoría en la niebla, los Greim decidieron descender desde una canal superior, teniendo que destrepar unos 100 metros y otros tantos con la instalación de una cuerda fija.

Una vez alcanzada la posición del hombre y comprobado que se encontraba en buen estado se le colocó un arnés de seguridad y una linterna frontal, evacuándole de ese lugar y trasladándole a Espinama donde le esperaba su familia, llegando sobre las 23.30 horas. Esta persona, de 27 años de edad es natural de Francia, país en el que reside.

Los agentes tuvieron que portear en una camilla al senderista que se hizo un esguince en el tobillo.
Los agentes tuvieron que portear en una camilla al senderista que se hizo un esguince en el tobillo. / OPC

Porteo en camilla

Los expertos agentes del Greim tuvieron que realizar además otro rescate, tras recibir sobre las 16.15 horas aviso del 112 de la existencia de un hombre con una lesión en el tobillo que le imposibilitaba seguir cuando se encontraba descendiendo la Cruz de la Viorna.

Los especialistas de alta montaña de la Guardia Civil localizaron a la persona lesionada, un vecino de Madrid, y a otros dos acompañantes, en la zona denominada Cascadas de Retundia. El hombre se había tropezado en la bajada y presentaba un esguince de tobillo que le impedía continuar andando, por lo que fue necesario descenderlo en camilla mediante un porteo realizado dos componentes del Greim. Sobre las 17.15 horas el hombre fue atendido en el centro de salud de Potes.