Los maestros irán de nuevo a la huelga el jueves, la segunda del curso recién iniciado

Los maestros irán de nuevo a la huelga el jueves, la segunda del curso recién iniciado
María Gil Lastra

Los sindicatos sólo paralizarán la protesta si Educación realiza «una propuesta firme, creíble y con todas las garantías de que se pueda revertir el calendario para el mes de junio»

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

Los maestros irán el jueves de nuevo a la huelga, la segunda del curso recién iniciado, que aún no contabiliza ni dos semanas de clases, y la cuarta desde que se abriese el conflicto con la Consejería de Educación a cuenta de la eliminación de la jornada lectiva reducida de septiembre y junio en los colegios de Infantil y Primaria de Cantabria. Así lo decidieron este lunes los profesores reunidos en asamblea, en la que ratificaron el paro de cuatro horas planteado por la Junta de Personal Docente, coincidiendo con la jornada lectiva de los escolares. Además, la jornada de movilizaciones se completará con una manifestación vespertina que recorrerá las calles de Santander a partir de las 18.00 horas.

Esta agenda puede variar este martes por completo si el consejero Francisco Fernández Mañanes acepta la última propuesta planteada por los sindicatos docentes STEC, ANPE, CC OO y UGT la pasada semana. Sería la «única forma» de parar la huelga.

El titular de Educación les ha citado mañana, a las 13.30 horas, a una Mesa Técnica con el calendario escolar encima de la mesa. La solución que propone la Junta de Personal es la firma de un compromiso por parte de la Consejería de «modificación inmediata» de la jornada escolar del mes de junio de 2019 volviendo al modelo existente hasta el pasado curso, el que contemplaba horario reducido, una vez que el Real Decreto Ley de 2012 sea derogado por las Cortes Generales. «Sólo paralizaríamos las movilizaciones si Educación realiza una propuesta firme, creíble y con todas las garantías de que se pueda revertir el calendario para el mes de junio», señalaba al final de la asamblea Jesús Aguayo, representante de STEC y portavoz de la Junta.

Unas horas antes de la asamblea, Fernández Mañanes aún esperaba un «replanteamiento» de los sindicatos porque iniciar el curso con una huelga «no fue la mejor noticia para la educación pública» y «el conjunto del profesorado entiende esa posición».

El consejero ha insistido en que la Consejería está abierta al diálogo y ha recordado que ya se ha mantenido la primera ronda negociadora para fijar la agenda de cara al próximo curso, en la que se dio diez días de plazo a los sindicatos para realizar aportaciones.

La pasada semana, la Junta de Personal Docente de Cantabria (integrada por los sindicatos STEC, ANPE, CCOO y UGT), acordó por unanimidad una nueva propuesta de acuerdo a la Consejería de Educación en la que plantea esperar a la derogación de la norma estatal (el real decreto de los recortes educativos del PP) e, inmediatamente, retomar el calendario escolar anterior, con la correspondiente vuelta a las jornadas reducidas en junio de 2019.

La Junta registró el martes un escrito dirigido al consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, en el que propone como solución al conflicto de la educación en Cantabria la firma de un compromiso de modificación inmediata de la jornada escolar del mes de junio de 2019, retomando la jornada reducida pactada en la mesa sectorial del 16 mayo de este año, una vez que el Real Decreto-Ley 14/2012 sea derogado efectivamente por las Cortes Generales.

Los sindicatos criticaron la «inacción» y «falta de iniciativas» del departamento de la Consejería para solucionar el conflicto y recordaron que era la tercera propuesta de acuerdo que la Junta de Personal Docente remitía a la Consejería para «poner fin, de manera dialogada» a esta situación.

Tras esa propuesta, en declaraciones a RNE, el consejero valoró el «cambio importante» que, a su juicio, ha realizado la Junta de Personal Docente en la «cuestión central» que se ha producido por parte de los sindicatos, que es «la observancia de la ley», al vincular la negociación a una ley «que les habilite para poder hacer lo que pretenden», es decir, volver al anterior calendario escolar.

Al día siguiente, el delegado del Gobierno y secretario general del PSOE en Cantabria, Pablo Zuloaga, descartó que se pueda modificar el calendario escolar de este curso 2018-2019 porque, según dijo, «la ley que aprobó el PP sigue vigente», si bien afirmó que la derogación anunciada por el Gobierno de Pedro Sánchez permitirá manejar «otros escenarios» y permitiría a la Consejería de Educación tener «las manos libres para, en futuros calendarios, valorar otro tipo de situaciones». Pero Zuloaga reiteró que la «realidad» es que este curso «viene fijado por la ley que aprobó el PP y que está plenamente vigente».