Zuloaga descarta que los colegios puedan volver a la jornada reducida el próximo junio

Una clase del colegio Ramón Pelayo, en el primer día de este curso./Alberto Aja
Una clase del colegio Ramón Pelayo, en el primer día de este curso. / Alberto Aja

El delegado del Gobierno en Cantabria asegura que la anunciada derogación de la Ley que sustenta el actual calendario podría abrir «nuevos escenarios para futuros cursos escolares»

DM .
DM .Santander

El delegado del Gobierno en Cantabria y secretario general del PSC-PSOE, Pablo Zuloaga, ha cuestionado hoy las aspiraciones de los profesores cántabros para recuperar la jornada reducida el próximo junio. El representante del Gobierno central en Cantabria ha descartado que se pueda modificar el calendario escolar de este curso 2018-2019 «porque la ley que aprobó el PP sigue vigente». Se refiere al Real Decreto aprobado en 2012 que habla de la racionalización del gasto, y que sirvió de apoyo al consejero de Educación en Cantabria para sostener su postura de eliminar las jornadas reducidas. En todo caso, Zuloaga se muestra cauto y añade que la derogación de esta norma, que ya ha sido anunciada por el Gobierno de Pedro Sánchez, permitirá manejar «otros escenarios».

Zuloaga se ha pronunciado hoy tras la propuesta que ayer anunció la Junta de Personal Docente (STEC, ANPE, CC.OO y UGT) a la Consejería de Educación para retomar el antiguo calendario escolar, que recuperaría la jornada reducida durante todo el mes de junio y septiembre. La petición de los sindicatos implica que en cuanto se derogue el real decreto 'de los recortes', se recupere inmediatamente la jornada reducida para este mismo curso.

Posibles cambios para otros calendarios

El delegado del Gobierno ha recordado que el decreto ley del PP «sigue vigente» y es el que «obliga» a mantener el calendario escolar que la Consejería ha adoptado este curso, con la oposición de la Junta de Personal Docente. Si bien ha señalado que, a partir de la derogación de la ley, «que obliga a mantener este calendario», la Consejería de Educación «puede tener las manos libres para, en futuros calendarios, valorar otro tipo de situaciones».

Con todo, ha apuntado que es al Gobierno de Cantabria al que le corresponde decidir «lo que pueda llevar a cabo teniendo en cuenta que hay informes jurídicos que dicen lo que dicen, y evidentemente ningún gestor público puede ir en contra de lo que dice la ley». «De momento, la ley que está en vigor es la que tiene que cumplir el Gobierno», ha recalcado Zuloaga.

Respuesta del STEC

La respuesta al consejero ha llehado de la mano del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza (TEC) que se ha preguntado «en calidad de qué» se ha pronunciado el delegado del Gobierno y secretario general del PSOE, Pablo Zuloaga. En cualquier caso lamenta que se están «anteponiendo los intereses de partido» en esta cuestión.

José Ramón Merino, de STEC, una de las organizaciones de la Junta de Personal Docente, mayoritaria en ese órgano, ha lamentado que su oferta para «solucionar» el conflicto en la educación no haya sido tenida en cuenta. La Junta proponía que se modifique inmediatamente la jornada escolar de junio de 2019 para volver al horario reducido una vez que el real decreto de 2012 sea derogado.

Merino desconoce en condición de qué «se inmiscuye» Zuloaga en esta negociación y critica que el líder socialista está «anteponiendo los intereses de partido» en el conflicto del calendario escolar.

«¿Las hace como secretario general del PSOE? ¿como delegado del Gobierno», dice Merino, que subraya que «en ningún caso» Zuloaga puede hablar «como consejero de Educación», aunque esta situación lleva a su juicio a «plantearse quién toma las decisiones en la Consejería».

STEC piensa que «parece» que el consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes (PSOE), es «un títere de Zuloaga», y considera que las palabras del delegado del Gobierno confirman que «no ha habido buena fe negociadora» con la Junta de Personal Docente.

Merino desconoce en condición de qué «se inmiscuye» Zuloaga en esta negociación y critica que el líder socialista está «anteponiendo los intereses de partido» en el conflicto del calendario escolar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos