«Afirmar que queremos aplicar el 155 a Cantabria sólo puede entenderse desde el delirio político»

«Afirmar que queremos aplicar el 155 a Cantabria sólo puede entenderse desde el delirio político»
Javier Cotera

El ministro de Fomento denuncia que Revilla «busca la polémica y se encuentra en estado de crispación», y lamenta que la región no tiene «ni rumbo, ni proyectos, ni inversión»

Enrique Munárriz
ENRIQUE MUNÁRRIZSantander

Al ministro de Fomento se le indigestó ayer el órdago que Miguel Ángel Revilla lanzó al Gobierno central en una entrevista publicada por este periódico en la que el presidente regional le acusa de intentar hacerle «un Puigdemont», querer quitar las competencias a la región y pretender gobernar desde Madrid sin pasar por las urnas. Íñigo de la Serna redobló su pulso con el presidente regional –al que acusó «de estar en permanente estado de crispación», de «perseguir la polémica y el enfrentamiento con insultos y descalificaciones»–, y consideró que «afirmar que el Gobierno de España quiere aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cantabria sólo puede entenderse desde una situación de delirio político», al tiempo que criticó que el bipartito no tiene «rumbo, ni proyectos, ni inversión».

El responsable nacional de infraestructuras trató de desmontar «el discurso victimista» del jefe del bipartito que «ahora pasa del ‘España nos roba’ al ‘España nos ocupa’» y recalcó que «pretender que los cántabros se traguen semejante barbaridad es un insulto a su inteligencia». Con contundencia y sin pelos en la lengua, el ministro ve un «disparate» la insinuación de Revilla de que si los empleados de Fomento colaboran con un plan estratégico para Cantabria, cuya competencia es del Gobierno autonómico según el Estatuto de Autonomía, podría ser malversación de fondos. «Es lo más ridículo que he visto en mi vida política. Es de suponer que el presidente acuda mañana al juzgado porque es su obligación si cree que se ha cometido un delito. Pero no lo hará. Insultar así a un miembro del Gobierno de España deja en un pésimo lugar al presidente de una comunidad autónoma en el plano político y en el personal», enfatizó.

Enmarcó su reunión con Lorenzo Vidal de la Peña en la sede del Ministerio «en una muestra más de colaboración con el sector empresarial» para que conozca la marcha de los proyectos de Fomento en materia de infraestructuras, transporte y vivienda en su región y estar informados, a la inversa, sobre sus demandas. Además, De la Serna hizo hincapié en que no va a opinar «sobre los proyectos que no afecten a nuestras infraestructuras». «En ningún caso, en ninguno, el Gobierno va a elaborar un plan estratégico para Cantabria. El Gobierno regional está trasladando que el Gobierno de España está elaborando un plan estratégico y eso es rotundamente falso. Una estrategia más, la enésima, en su ánimo de confrontación contra el Gobierno de España», reprochó al bipartito.

Del Seminario Mayor de Comillas al Desfiladero

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, visitará hoy las obras de rehabilitación del Seminario Mayor de Comillas y los trabajos de mejora en el Desfiladero de La Hermida. La primera parada del viaje será en la antigua Universidad Pontificia de Comillas, donde el Gobierno central ha financiado con cargo al 1,5% cultural la restauración integral de la iglesia del edificio. Recientemente, el Ayuntamiento de Comillas afeó al Ministerio que le dejara fuera de la ampliación de la ayuda para poder acabar de recuperar toda la parte artística; sin embargo, el Estado dijo que lo solicitó «de forma incorrecta» por no presentar la documentación por vía telemática. A continuación, se desplazará a conocer de primera mano el desarrollo de los trabajos de rectificación de las curvas del Desfiladero de La Hermida, en Lebeña.

De la Serna recordó que en los últimos meses se ha reunido con organizaciones empresariales de Bilbao, Vitoria, Almería, Sevilla, Murcia, Valencia, Cataluña o Granada. Pero, a diferencia del resto de autonomías, donde ha encontrado colaboración, «Revilla quiere prohibir que dialoguemos con los representantes económicos y sociales. Nunca he visto en política un comportamiento tan profundamente antidemocrático. Cuando, fruto del tiempo en política, se confunde ser presidente de Cantabria con ser el dueño, mala cosa. Es impropio de un dirigente democrático».

Sobre la posibilidad de que sea candidato del PP a la presidencia de Cantabria, Íñigo de la Serna reiteró que está «donde Rajoy ha considerado que debo estar: al frente de un Ministerio que este año cuenta con una apuesta inversora en Cantabria que superará los 3.200 millones de euros en obras ya en marcha, a punto de iniciarse o en proyecto».

Las claves

Malversación de fondos
«La insinuación es lo más ridículo que he visto en mi vida. Insultar así le deja en pésimo lugar»
Relación CEOE
«Revilla confunde ser presidente de Cantabria con ser el dueño;y eso es mala cosa»
Discrepancias
«Ahora pasa del ‘España nos roba’ al ‘España nos ocupa’. Es un insulto a la inteligencia»

La mejor contribución

Frente a las críticas de Revilla, que le acusa de asfixiar y erosionar a Cantabria con fines electoralistas y le pide que cambie las infografías y los anuncios por palas, él considera que «la mejor contribución que puedo hacer en estos momentos a Cantabria es seguir trabajando para que el corredor ferroviario Palencia-Santander», señala el ministro, «siga avanzando con el mismo ímpetu que hasta ahora, con todas las actuaciones programadas o en marcha y con la consignación presupuestaria necesaria; para que las integraciones en Santander y Torrelavega avancen tras el fuerte impulso que les hemos dado en los últimos meses, o para que el Plan de Cercanías sea una realidad».

De la Serna aprovechó la ocasión para desmarcarse una vez más de la candidatura autonómica y apuntaló como número uno a la presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, porque «reúne las mejores cualidades para encabezar la lista». A pesar de ello, enfatizó que no sería ninguna degradación dejar Fomento para volver a su tierra. «A Revilla le parecerá muy degradante, pero él se va a presentar. Dio su palabra a los cántabros de que no se iba a presentar en dos legislaturas y les mintió. Dijo que esta era la última y yo les puedo asegurar que está mintiendo a Cantabria de nuevo. Es seguro que se va a presentar».

Para De la Serna no deja de ser curioso que Revilla le pida que gane unas elecciones cuando él no lo ha hecho nunca. «El señor Revilla debería preocuparse menos de mí y más de la comunidad que preside. ¿Qué esta haciendo Revilla? No tiene ni una sola infraestructura en marcha, ni un solo proyecto previsto en la región. El futuro de una región no se labra a golpe de titular, sino de mucho trabajo y de una estrategia clara de hacia dónde se quiere avanzar».

Entrevista con Revilla

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos