Los trabajadores de Digitex mantienen la huelga para el lunes a pesar de las «presiones» de la empresa

Imagen de archivo de las teleoperadoras en su puesto de trabajo./DM .
Imagen de archivo de las teleoperadoras en su puesto de trabajo. / DM .

La dirección y el comité de empresa acudieron este viernes a un acto de mediación en el Orecla, que se cerró sin acuerdo ya que la empresa les comunicó su decisión de no reincorporar a ningún trabajador de los 13 despedidos

DM .
DM .Santander

El comité de empresa de Digitex Cantabria, que absorbió a Unitono en Maliaño (Camargo) en noviembre, ha acordado por unanimidad mantener la convocatoria de huelga para este lunes, a pesar de las «presiones» que dice que están recibiendo por parte de los responsables de la empresa de telemarketing.

La jornada de protesta se ha convocado para exigir la readmisión de los trabajadores de los trece que se han despedido, a su juicio, sin justificación y que deseen volver, y, además de la huelga, incluirá una concentración entre las 11.00 y las 13.00 horas en el exterior del centro de trabajo.

Según ha señalado el comité de empresa, este jueves mantuvieron en el Orecla el acto de mediación con la dirección por la convocatoria de huelga, que se cerró sin acuerdo, ya que se les trasladó que «no se va a reincorporar» a ningún trabajador y «no hubo opción» a la negociación.

Para la representación de los trabajadores, la dirección mantuvo una actitud «prepotente» en el Orecla, pero también después en la empresa, en la que reunieron al personal para «verter mentiras» con el «único» objetivo de «desprestigiar» al comité.

Y, en su opinión también para «dividir» a los trabajadores, «meter miedo» y «boicotear» un derecho fundamental de los trabajadores como es el derecho de huelga.

Además, el comité de empresa ha considerado que el seguimiento de la huelga va a ser «complicado», aunque ha animado a los trabajadores a la «unidad» y a la «lucha», porque, entre otras cosas, no va a consentir que se considere a los trabajadores como «simples números» en un sector con «precariedad» laboral.