La vuelta a clase «a medio gas»

Colegio de Valderredible /Alberto Aja
Colegio de Valderredible / Alberto Aja

La huelga ha disuadido a muchos padres de llevar a sus hijos a los centros y ha dejado aulas vacías en los colegios de la región

EFESantander

Cantabria ha iniciado hoy su curso escolar «a medio gas» por la huelga de maestros que protestan contra los cambios introducidos en el calendario escolar, lo que ha disuadido a muchos padres de llevar a sus hijos a los centros y ha dejado aulas vacías en los colegios de la región.

Los patios presentaban esta mañana un aspecto más vacío de lo habitual en el primer día de clase, con menos padres y niños a las puertas de los centros, lo que puede estar motivado, además de por la convocatoria de huelga en Infantil y Primaria, por que el inicio del curso arranca en viernes.

Esta situación se ha registrado en el colegio público Las Dunas de Liencres (Piélagos), donde la dirección ha asegurado a Efe que los maestros han seguido la huelga y ha registrado una menor presencia de alumnos que en la última convocatoria de paro del pasado 20 de junio.

La dirección del centro ha agradecido que menos padres hayan llevado hoy a sus hijos al colegio, pero no descarta que haya influido el hecho de que sea viernes. Los responsables de ese colegio aseguran que con menos alumnos en el centro en un día de huelga, se evitan situaciones «complicadas» como ocurrió en la última jornada de paro, con cuatro profesores para atender a 300 alumnos.

Entre los padres, la decisión de llevar hoy a los hijos a los colegios venía marcada, en general, por la necesidad al no tener otra opción para dejarlos mientras trabajan, aunque algunos lo señalaban como un gesto para mostrar su indignación.

En esta tercera jornada de huelga convocada por los sindicatos docentes para protestar por la ampliación de la jornada lectiva en los meses de junio y septiembre, la opinión de los padres se volvía a mover, como ocurrió en las anteriores, entre la crítica a los maestros y la resignación.

Mientras, las escenas entre los niños rompían este ambiente excepcional para ofrecer la imagen habitual en un primer día de colegio con algunos de ellos, sobre todo los más pequeños, llorando para no entrar al aula.

Los mayores, por su parte, lucían esta mañana felices jugando con sus amigos de clase a los que, en muchos casos, llevan sin ver tres meses.

Todos ellos, sin ser conscientes de que es la primera vez en Cantabria que se inicia el curso con un día de huelga. Han vuelto hoy a la rutina escolar haciendo fila junto a sus compañeros para desfilar hacia las aulas.

La única diferencia hoy en el colegio público Las Dunas de Liencres es que no estaban todos los maestros y los alumnos y algunas aulas han quedado vacías, aunque este próximo lunes, 10 de septiembre, todo volverá a la normalidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos