'Más allá de la moda indaga en el papel de Coco Chanel como mecenas y musa

'Más allá de la moda indaga en el papel de Coco Chanel como mecenas y musa

La temporada expositiva del Observatorio del Arte acoge desde finales de mes fotografías y obras de arte en torno a «un personaje clave para cambiar lo formalmente establecido»

Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

Decía que «para ser imprescindibles, tenemos que ser siempre diferentes». Como todos los mitos del siglo XX, el suyo está rodeado de estereotipos, etiquetas y encasillamientos pero la figura de Coco Chanel, al margen de la diseñadora, posee una faceta poco conocida, la de su papel como «mecenas, musa y personaje clave para cambiar lo formalmente establecido hasta entonces, trascendiendo así las fronteras de la moda». Una muestra itinerante que ilustra esta radiografía plural, enmarcada en un periodo intelectual, creativo y vinculado a las vanguardias, recala este verano en Cantabria. Esta exposición, una ligazón de imágenes y piezas a través del cordón umbilical entre París y Coco Chanel, se exhibirá desde el próximo día 28 en el Observatorio del Arte, en el Ecoparque de Arnuero, en una cita que se prolongará hasta el 21 de agosto.

La muestra se sintetiza en una profusa y representativa selección de obras artísticas de diferentes disciplinas de toda una época, la que compartió la diseñadora francesa más universal con sus amigos pintores, fotógrafos, escenógrafos, músicos... Las vanguardias plásticas de las primeras décadas del XX se cruzan con sus revolucionarios diseños que llevaron el vestuario femenino a la modernidad. Jean Cocteau, Apel·les Fenosa, Salvador Dalí, Man Ray, Picasso, Sert o Cecil Beaton formaron parte de ese entorno privilegiado de enorme creatividad y trascendencia tal y como revelan las obras presentes en la muestra.

«La moda es un mundo que siempre ha tenido en cuenta a las artes, hoy más que nunca, en especial para las relaciones publicas», destaca Jean Marie del Moral, miembro del patronato de la Fundación Apel-les Fenosa, quien cede las piezas expuestas. Se incluyen tanto fotografías de Man Ray con retratos de Chanel, como esculturas y pinturas de Dalí, dibujos de Cocteau, litografías y grabados de Picasso, cuadros de Oscar Domínguez y, por supuesto, emblemáticas piezas de la Maison.

Mora considera que a Chanel lo que realmente le interesaba era «la libertad del arte», algo que supo reflejar en la moda donde «su fuerza creativa rompió todos los moldes». Este encendido amor por la libertad fue trasladado al vestuario femenino, al que la diseñadora dotó de funcionalidad sin renunciar a la elegancia, no sin desafiar las normas de su época. «Todo lo que es moda pasa de moda, el estilo jamás», esta célebre frase de la modista representa lo eterno de su aportación.

La generosidad de Coco era de sobra conocida en el mundo artístico: fue mecenas de Diaghilev, de quien incluso llegó a cubrir los gastos de su entierro en Venecia; durante años financió a Cocteau; costeó gastos de Fenosa y también ayudó a Paul Elouard motivada por Picasso. En este sentido destaca la gran labor que ejerció Chanel como protectora de todos esos intelectuales y artistas que cambiaron el devenir de la Historia del Arte.

Otro de los principales representantes del dadaísmo y del surrealismo, el estadounidense Man Ray también ocupa un lugar destacado en esta muestra con uno de los más celebres retratos de Coco. Además, otra de sus más famosas fotografías también forma parte de esta selección: el retrato de Salvador Dalí.

En septiembre de 1939 tras la declaración de la Segunda Guerra Mundial Coco Chanel cierra su taller de costura y se recluye en su apartamento de la rue Cambon donde pasa largas veladas con su protegido y vecino el bailarín Serge Lifar, con quien diez años antes había llorado la perdida de Diaghilev. Es entonces cuando, tras una relación con un diplomático alemán se ve obligada a exiliarse en Suiza donde adquiere una villa que decorará con obras del artesano/ artista Diego Giacometti.

María Toral, comisaria de la muestra que llega a Cantabria, apunta que 'Coco Chanel. Más allá de la moda', como revolucionaria de las tendencias estéticas, revela un aspecto cuya importancia es indiscutible y que le relaciona directamente con el desarrollo de las vanguardias. El principal objetivo de esta cita es que «el público pueda empaparse del espíritu de Coco Chanel, ya que no sólo podrá ver fotografías personales suyas, sino que además se encontrará rodeado de las obras de los artistas con los que la gran diseñadora compartió pasiones y gustos en el París del siglo pasado». «Hoy podemos afirmar que consiguió ser única y que aun décadas después de su muerte sigue siendo irremplazable en el Olimpo de los dioses de la creación», concluye Toral.

Los diferentes apartados de la muestra se corresponden con las querencias y vínculos de Chanel.

Por ejemplo, fue un amigo común, Jean Cocteau quien en el año 1939 introduce a Apeles Fenosa en la vida de Coco Chanel. La diseñadora fue una persona clave en su vida como demuestran los dibujos y las esculturas «en las que prima el movimiento y la economía del medio al igual que en las creaciones de Chanel donde prima la libertad del cuerpo».

Dalí y Picasso

Coco pasó dos semanas en Arcachon en agosto de 1939 con Salvador Dalí y era el único pintor del que poseía un cuadro, unas espigas de trigo sobre fondo negro. Las espigas son el fetiche de la alta costura. Su amistad fue muy fructífera, de esta unión entre el artista y la diseñadora se dieron grandes colaboraciones, como el Chanel Nº5 que diseño Dalí.

Otra sección recorre distintos diseños de moda de la casa Chanel. Trajes de chaqueta, vestidos, ricas telas y complementos exclusivos.

Entre ellos destaca un bolso con cadena, uno de sus inventos. Otro de los grandes logros de la diseñadora son sus «soulier», uno de los zapatos más icónicos de la historia por su tono: eran bicolor.

No podía faltar el «tweed» que fue traído desde Escocia de la mano de la diseñadora francesa como tejido clave para sus famosos trajes. Y su apuesta por la bisutería, entre otras por sus famosísimas perlas.

Todos estos logros Chanel los inventó para ayudar a la mujer moderna e independiente, «esa a la que ella anhelaba vestir, en las tareas y retos de su nueva realidad social».

 

Fotos

Vídeos