Los candidatos a dirigir la Filmoteca sólo tienen diez días para optar a la plaza

Los candidatos a dirigir la Filmoteca sólo tienen diez días para optar a la plaza
Roberto Ruiz

La convocatoria de Cultura para cubrir la plaza durante un máximo de tres años prioriza la entrevista para presentar el proyecto sobre el currículo

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

Sólo diez días. Ese es el plazo que tendrán los aspirantes a dirigir la Filmoteca de Cantabria para optar a esa plaza por un máximo de tres años. La Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte ha convocado este lunes el proceso selectivo para cubrir esa plaza de gerente, que quedó vacante en enero después de que la consejería apartase a su director, y fundador, Enrique Bolado, para «buscar a una persona que coordine y lleve a cabo todas las labores propias de este centro» y ofrecer «una gestión integral más eficiente». Tras conocerse esa destitución se han sucedido las declaraciones de apoyo del sector y los usuarios a quien fue su impulsor durante 18 años.

Las bases del concurso, publicadas este lunes por la sociedad, recogen que el contrato del futuro gerente durará un máximo de tres años, «mientras se provisiona con carácter indefinido» la plaza, y que tiene asignado un salario bruto anual de 40.000 euros. Los candidatos sólo disponen de diez días para presentar sus solicitudes y la documentación sobre su currículo y su proyecto, ya que el plazo finaliza el miércoles 20 de febrero, a las 10.00 horas.

Además, se recoge la baremación que se aplicará en la que la entrevista personal y presentación del proyecto de dinamización tendrá hasta 15 puntos, por encima del curriculo del candidato que tiene una puntuación máxima de 10 puntos. De ese proyecto se valorará «sus condiciones de idoneidad», su originalidad y su viabilidad.

Según la convocatoria, el tribunal valorará la experiencia laboral de los candidatos en programación cinematográfica, gestión y localización de copias de películas, desarrollo y gestión de proyectos audiovisuales, gestión de derechos, trabajos relacionados con la cinematografía, organización de actos y experiencia docente en divulgación de contenidos en materia de cine o audiovisuales. También puntuará la formación académica en estas materias y la experiencia en gestión de recursos humanos.

Los candidatos que superen el proceso y no sean seleccionados para la plaza pasarán a formar parte de una bolsa de empleo de gerente de filmoteca, que será utilizada si se abren nuevos centros o se amplían horarios. Para ser admitidos en el proceso, los candidatos debe tener el título de diplomado universitario, ingeniero o arquitecto técnico y equivalentes, o título universitario oficial de grado o equivalente. El tribunal de selección estará formado por un representante de la Cantabria Film Comissión -que depende de Cultura-, otro de la Filmoteca Nacional u otra filmoteca anexa, un responsable de recursos humanos de la Sociedad Regional, otro del departamento de Administración y un tercero de los trabajadores, con voz pero sin voto.

Tras conocerse la destitución, el titular de Cultura, Francisco Fernández Mañanes, explicó que el objetivo de este proceso era buscar un responsable para la Filmoteca regional que se dedicase «íntegramente» a relanzarla. Explicó que todos los centros culturales dependientes de la sociedad regional «deben tener un responsable al frente y el procedimiento de selección debe ser el mismo para todos los casos». Para Mañanes, era «sorprendente» que después de 18 años la Filmoteca no dispusiera de un director o gerente «responsable integral de su gestión».

Enrique Bolado (Santander, 1960) no tenía la condición administrativa de director de la Filmoteca. Desde su juventud había estado ligado a actividades vinculadas a la divulgación, promoción y educación cinematográfica –al margen de otras labores culturales– y desarrollado e impulsado actuaciones, proyectos y organismos ligados al cine. La gestión de Bolado fue clave en estos años para hacer frente a la escasez de recursos que ha caracterizado la vida de este organismo.

Desde hace un año aproximadamente se habían difundido rumores que apuntaban a un cambio de gestión o a la posible marcha de Bolado de la entidad.

Cultura ha previsto contar con un Consejo Asesor, integrado por especialistas en esta materia, que será «el encargado de aportar ideas y asesoramiento que deberán regir las programaciones futuras, así como mantener y acrecentar su interés, para continuar con la labor realizada hasta el momento y atraer a nuevos públicos».