Balonmano

El DS Blendio mantiene el ritmo

Muñiz y Darko defienden su portería ayer en Puente Genil/LOF
Muñiz y Darko defienden su portería ayer en Puente Genil / LOF

El equipo santanderino logra un nuevo triunfo ante el Ángel Ximénez y se acerca cada vez más al momento de certificar la permanencia en Asobal

OPTA

El DS Blendio no para. El equipo cántabro logró este sábado una importante victoria en Puente Genil en una buena segunda parte, en la que levantaron los dos tantos que los locales se llevaron al descanso (12-10). Los santanderinos aprovecharon las dudas permanentes de su rival ante su público, tan acusadas que hasta el momento no han celebrado ni un solo triunfo, y se llevaron una victoria para seguir en la zona cómoda de la tabla y lejos de cualquier inquietud.

Dos minutos tardó en abrirse el marcador. Fue finalmente Rudovic el que lo hizo para los del cántabro Julián Ruiz, en un gol que sería el único de los locales prácticamente en los diez primeros minutos. El Sinfín, consciente de esa psicosis que parece acompañar al Ángel Ximénez cuando actúa como local, se aplicó en defensa y encontró en Herrero Lon y Torriko sus primeros anotadores. Un contraataque culminado por Nikolai no hizo esperar más al técnico local para parar el partido, que arrancaba cuesta arriba. El marcador, 1-5 en el minuto 6.

La regañina de Ruiz a los suyos hizo efecto, aunque a medias. Paró momentáneamente la sangría defensiva, pero tardaron en llegar los aciertos en ataque (3-6, m. 12). El Sinfín perdonó un par de contras ante un atinado De Hita, que aportó desde la portería para su equipo en un momento importante, propiciando en gran medida que desde el minuto 15 de juego el panorama fuese otro. Los locales encontraron a Víctor Alonso y Rudovic, más acertado que en otras ocasiones, y primero igualaron la contienda (7-7, m. 20) y luego llegaron a tener incluso hasta dos tantos de diferencia. Fue tras transformar Barros un lanzamiento desde los siete metros (10-8, m. 25).

Tiempo muerto cántabro. Fue un acierto, porque los ajustes funcionaron, incluso en inferioridad numérica. Un tanto de Torriko, muy atinado casi todo el encuentro, y otro de Vallés, el máximo realizador de los suyos, reactivaron al DSBlendio, que incluso llegó a tener balón para ponerse con 10-11. No lo aprovechó y en cambio vivió un último minuto para olvidar. El capitán local, Cuenca, al contragolpe, dio ventaja a los suyos deshaciendo el empate, que luego, a seis segundos tan solo del bocinazo, colocaron el 12-10. Más diferencia de la que hubo en la pista.

26 Ángel Ximénez

De Hita, Cuenca (1), Juan Castro (4), Leo Almeida, Rudovic (9), Chispi (3), Sergio Barros (4), Moyano, Consuegra, Chaparro, Víctor Alonso (1), Matheus Costa (2), David Jiménez (2) y Adriel Lombes

27 DS Blendio

Samuel Ibáñez, Diego Muñiz, Javier Valverde, Nikolai Herrero (1), Ander Torriko (6), Cristian Postigo (1), Herrero Lon (6), Héctor Sola (2), Pablo Salvarrey, Carlos Lastra (1), Ignacio Valles (8, 3p), Manuel Ángel Iglesias, Darko Dimitrievski (2) y Villamarín.

Parciales
1-3, 2-5, 3-6, 6-7, 9-8 y 12-10 (descanso); 14-14, 17-18, 19-21, 20-23, 22-26 y 26-27
Árbitro
Enric Escoda Pérez y Roland Sánchez Bordetas, que excluyeron a Víctor Alonso, Almeida, Diego Muñiz y Dimitrievski

No quedaba otra que levantarse y el cuadro santanderino salió del vestuario con renovados bríos y decidido a demostrar por qué está prácticamente libre de todo problema de descenso en el mes de febrero. En cosa de dos minutos, goles de Herrero Lon, Vallés y Torriko ya habían devuelto la igualdad al electrónico. Pese a no aprovechar una exclusión de Almeida, el Sinfín estaba en el partido y no iba a tardar en verse otra vez por delante. Un contragolpe ejecutado con maestría por Postigo estableció el 16-17 (m. 38).

Ambos equipos sabían de la importancia de los puntos en juego y dejaban todo en la pista. Una parada de De Hita ante Torriko en seis metros permitió a Barros dar la que sería última diferencia a favor a los locales (19-18, m. 41). Desde ese momento, la buena defensa cántabra cortocircuitó a los pontanos y el resultado fue un espectacular parcial 0-4 con Héctor Sola y Vallés al mando de las operaciones (19-22, m. 45).

Pero los fantasmas del Ximénez en casa ya estaban ahí y el Sinfín templó sus nervios para no dejarle ni acercarse salvo cuando ya no había problemas. Rudovic, el mejor artillero local en el partido intentó tirar de su equipo, pero fueron apareciendo oportunamente Vallés, Sola u otra vez Vallés para mantener la distancia hasta el final.