Harry Kane, un goleador inglés 28 años después

Kane, tras el partido ante Bélgica./AFP
Kane, tras el partido ante Bélgica. / AFP

El delantero del Tottenham será, salvo milagro, máximo anotador del Mundial, siendo el primer 'pross' que lo logra desde Lineker en 1986

JACOBO CASTROMadrid

28 años llevaba esperando Inglaterra. Casi tres décadas sin tener un goleador diferencial en una Copa del Mundo. Desde que en 1990 Lineker completó su romance goleador con el Mundial metiendo cuatro goles, que se sumaron a los seis que le dieron la Bota de Oro en Mexico 86, los ingleses habían ido acumulando años con pocos tantos en los Mundiales. Ni Owen, que llegó a ser Balón de Oro en 2001, ni Rooney, ni Shearer, ni Fowler... ninguno pasó de los dos tantos en una Copa del Mundo. Pero en 2018, Inglaterra impresionó al mundo con un goleador anunciado.

Anunciado porque lo de Kane en el Mundial no fue casualidad. 135 goles en cuatro años fueron una buena carta de presentación. Sin embargo, no todo en la vida deportiva del delantero inglés fueron grandes portadas y actuaciones portentosas. Cuatro años antes, cuando se jugó el Mundial de Brasil, muy pocos le conocían. Era un delantero del Tottenham sin demasiado protagonismo, eclipsado por Soldado y Adebayor. Su futuro parecía lejos del equipo londinense tras varios años sin dar el nivel esperado. La aparición de Pochetino en su vida fue fundamental. En cuatro temporadas lo convirtió en el referente de todo un país.

Su actuación en Rusia fue un claro paralelismo de su carrera. Hace falta caer para levantarse con más ganas. En su primera temporada con Pochetino, Kane se quedó sin la Bota de Oro de la Premier por apenas cinco goles. Aquello, en lugar de deprimirle, le sirvió para motivarse: la logró en 2016 y 2017. Su situación con la selección fue similar. En la Eurocopa de 2016 se esperaba mucho de él y fue incapaz de marcar un solo tanto. El fracaso de Inglaterra y el suyo personal le hicieron aprender. En Rusia, hizo cinco tantos en apenas dos encuentros.

Con casi 25 años, su relación con el gol parece no tener fin. Tras lograr ser el máximo anotador del año 2017, batiendo a Messi y Cristiano, en Rusia logró (salvo sorpresa en la final) ser también el hombre que más veces vio puerta, hasta un total de seis, el mejor registro anotador de un delantero en un Mundial desde Ronaldo en 2002. Sus números no sólo causan furor en su país. La salida de Cristiano lo colocó en la órbita del Real Madrid, y muchos piensan que si lo que buscan los blancos es gol, Kane puede ser el hombre adecuado.

Más que un goleador

Su importancia hizo que Inglaterra basase su gran Mundial en él. Y es que con el brazalete de capitán, Kane fue para su selección mucho más que un goleador. Salió del área a recibir, creó espacios, participó en la estrategia... una actuación total. Su primer mundial se saldó con un cuarto puesto, algo que los ingleses no lograban desde el 90, y un trofeo de máximo goleador. Las marcas de Lineker (con 10, máximo goleador de la historia de de Inglaterra en los Mundiales), y Klose (con 16, máximo anotador de la historia de la competición) parecen tener el nombre del capitán de Inglaterra, que en Qatar intentará otra vez cumplir la máxima de su carrera: regresar más fuerte de cada fracaso.

 

Fotos

Vídeos