Gimnastica

El césped de El Malecón necesita reposo

El césped de El Malecón ha quedado en mal estado tras la celebración de varios conciertos. /Luis Palomeque
El césped de El Malecón ha quedado en mal estado tras la celebración de varios conciertos. / Luis Palomeque

La Gimnástica se plantea disputar el partido ante Athletic B lejos de su feudo

Adela Sanz
ADELA SANZTorrelavega

Las labores de acondicionamiento del césped de El Malecón ya han comenzado y ahora es el momento de ponerse a calcular plazos. Teóricamente iban a empezar el pasado martes, justo después de desmontar el escenario instalado junto al fondo norte en el que se celebraron el Música en Grande y el Hoky Popi Festival.

En Mies de Vega, la directiva de la Gimnástica, encabezada por Tomás Bustamante, reconoce que se va «a llegar muy muy justo para el primer partido en casa», explica el máximo mandatario blanquiazul. El césped debe sembrarse entero, ya que solo hay un 10% en buenas condiciones. Si a eso se añade el tiempo de reposo y los demás trabajos de cuidado que se llevarán acabo, «serán necesarios dos periodos de quince días cada uno» para que el césped se convierta en la alfombra verde que todos esperan. La directiva ya era consciente de ello y no dudaron en solicitar a la Federación Española la disputa de la primera jornada de Liga a domicilio. El organismo federativo no tuvo ningún problema en aceptar el requerimiento y la Gimnástica inaugurará el Campeonato en Irún ante el Real Unión. Ahora, el punto de mira está en la segunda jornada. En el partido ante el Athletic B en El Malecón. El fin de semana del 2 de agosto. «Por apurar la primera jornada en casa no vamos a estropear el césped para toda la temporada», apunta Bustamante, así que no se descarta que «haya que buscar una alternativa». A esta reflexión se ha llegado tras «hablar con los técnicos municipales y el Serca, ya que más vale salir fuera ese partido que arrastrar luego el mal estado del campo», concluye el presidente blanquiazul.

Antecedentes

La buena relación entre el club, el Ayuntamiento de la capital del Besaya y el Serca hace que «todo esté perfectamente coordinado», así que no se descarta que se reciba a los cachorros rojiblancos en Santa Ana o en los Campos de Solvay. No es la primera vez que la Gimnástica tenga que enfrentarse a la situación de disputar algún compromiso liguero lejos de su fortín del Besaya.

No hay que remontarse muy lejos en el tiempo. La pasada temporada, durante el mes de septiembre, la Gimnástica tuvo que enfrentarse a Velarde y Cayón en Solvay y Santa Ana, respectivamente. El motivo fue el mal estado del terreno de juego, ya que varios compromisos veraniegos habían impedido que el campo estuviera disponible por completo durante más de un mes para realizar la tareas de sembrado y mantenimiento. Como el único periodo disponible era el navideño y se valoró que ese no era un buen momento para las tareas de acondicionamiento, se optó por hacerlo durante ese mes y alejar el balón y la competición del campo principal de las instalaciones.