Una final con cuarenta elegidos

Dos golfistas se preparan para jugar la bola ayer en un green del campo de golf de Mataleñas. /Antonio 'Sane'
Dos golfistas se preparan para jugar la bola ayer en un green del campo de golf de Mataleñas. / Antonio 'Sane'

La última jornada del Másters de Mataleñas coronará hoy a sus vencedores y decidirá a los primeros finalistas del Gran Premio de Golf El Diario Montañés

LEILA BENSGHAIYAR SANTANDER.

El golf es evolucionar cada día, en cada golpe. Y eso es precisamente lo que se ha conseguido con El Gran Premio de Golf El Diario Montañés, que no pudo arrancar de mejor forma después del nuevo enfoque y renovada imagen corporativa, reglamento y adscripción de nuevos campos. El buen tiempo reinó en la primera jornada del Másters de Mataleñas, la prueba que abre el Gran Premio y que cuenta con una gran tradición en la escena del golf cántabro. A pesar de la intensa lluvia que regó Santander el viernes el campo no presentaba ayer los estragos que eran de esperar después de la tromba de agua. Al contrario. Los jugadores pudieron disfrutar de un día inmejorable para la práctica del golf, con el sol brillando en el cielo y unas condiciones de viento óptimas para el juego.

El Másters se disputaba en modalidad medal hándicap con tres categorías de juego: Primera Categoría Masculina, Segunda Categoría Masculina y una única Femenina. Los inscritos tomaron salida desde las 8.30 horas de la mañana con la intención de entregar una tarjeta que les permitiese estar entre los 40 mejores clasificados de la jornada, y por lo tanto pasar el corte de 40 jugadores que disputarán hoy la final de la prueba. Sin embargo, a algunos les duró poco la alegría, ya que varios fueron descalificados, quizá porque la costumbre o la memoria les jugó una mala pasada. El caso es que el Másters se disputaba en modalidad Medal hándicap, en la que se cuentan los golpes que da cada jugador y se descuenta el hándicap, pero algunos participantes se dejaron llevar por la rutina y jugaron en modalidad Stableford, que es la más habitual en la mayoría de torneos. Este descuido propició que muchos tuviesen que abandonar el campo sin poder terminar el recorrido, y ni hablar de entregar la tarjeta. Así con todo, alrededor de noventa jugadores pudieron completar las dos vueltas que exige el recorrido para poder jugar los 18 hoyos que requiere la competición .

Debido al gran numero de jugadores y los tres turnos de juego, las partidas se prolongaron hasta las 21.00 horas aproximadamente, aunque la meteorología permitió disputar el recorrido sin incidentes.

La jornada de hoy se presenta interesante y por el momento es difícil saber quien se hará con el título de campeón en cada categoría. El juego que se desarrolló en los hoyos de Mataleñas resultó brillante y se logró obtener excelentes registros. Por lo que todo está en el aire. La concentración de los participantes y su gestión del juego será un factor vital para determinar a los ganadores. Estudiar la estrategia es la clave. «El golf es un veinte por ciento de talento y un ochenta de gestión», decía el jugador americano Ben Hogan, uno de los más grandes de la historia. Y es que quien consiga hacerse con la victoria del Másters logrará, además de los premios ya tradicionales de la competición, el ansiado pasaporte para la Gran Final del Premio de Golf El Diario Montañés que se disputará en el Real Golf de Pedreña el próximo domingo 4 de noviembre. De esta manera los ganadores del Másters de Mataleñas se convertirán en los primeros clasificados para estar en la Gran Final.

Un cita en la que únicamente podrán estar los mejores jugadores de golf de cada torneo que integra el Gran Premio. La gran final se disputará en el Real Golf de Pedreña, con un máximo de 24 jugadores en modalidad stableford con límite de hándicap de juego para la categoría masculina de 10 y para la femenina de 15. Pero para llegar a esa fecha aún restan por disputar seis torneos más.

 

Fotos

Vídeos