Golf

«He perdido a una amiga que siempre estaba ahí»

Celia Barquín y Juan Postigo posando junto el pasado mes de julio, en el Club de Golf Santa Marina, ante la estatua de Seve Ballesteros./Twitter
Celia Barquín y Juan Postigo posando junto el pasado mes de julio, en el Club de Golf Santa Marina, ante la estatua de Seve Ballesteros. / Twitter

El golfista cántabro Juan Postigo, compañero de entrenamientos de Celia Barquín, destrozado con la muerte de la jugadora cántabra

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

«Es -habla aún de ella en presente- una chica encantadora. Igual es típico decirlo, pero la gente que se va suele ser la mejor. Al al menos ella es una mujer 10, tanto dentro del campo como fuera de él. Nunca le vi hacer nada mal; la dulzura en persona». Son palabras de Juan Postigo, golfista cantabro y compañero de entrenamiento de Barquín.

«Es una situación que ni sé cómo afrontar, porque si fuera un accidente o una enfermedad, pero esto es muy duro», señalaba su compañero visiblemente emocionado. «Cuando empecé a jugar ella ya era una gran jugadora; ya era una pequeña estrella. Desde el primer momento siempre me acogieron tanto ella como su madre, Miriam. Desde el momento en que me vio siempre tuvimos un vínculo muy importante. Una relación muy especial conmigo y yo con ello. La recuerdo mucho-rememora emocionado-; cada vez que hacía un buen puesto era la primera en llamarme y felicitarme».

Postigo, que se convirtió en noticia con su paso del golf adaptado al circuito profesional pese a competir con una sola pierna, es ahora un deportista con una carrera plenamente consolidada que ha perdido no solo una compañera, sino una amiga. «Es una gran trayectoria paralela que se ha separado», comenta conmocionado desde un hotel de Bruselas donde se aloja para preparar un compromiso profesional: «A nivel deportivo, de verdad que me da igual. Yo lo que he perdido ha sido a una amiga tremenda; una amiga que siempre estaba ahí», se lamenta el cántabro.

«Me ha llamado mi padre de madrugada para contarme la noticia y me que quedado sin palabras, la verdad. Estoy impactado», reconocía el deportista, sin «fuerzas» ni «ganas» para comenzar la jornada: «Para mí ha sido siempre una amiga muy cercana. Pese a la distancia que hemos tenido, ella en EE UU y yo en Europa, hemos tenido un contacto continuo».

Además, el golf español pierde a «una referente». Quizá a su deportista más destacada. «Hace un par de meses había sido campeona de Europa y era el referente español; de hecho estaba en Estados Unidos sacándose la tarjeta para ser jugadora profesional. Estaba haciendo las cosas muy bien y muy confiada en ello, pero eso queda ahora en segundo plano».

Su relación era tan estrecha que habían estado juntos hace apenas dos meses: «La última vez que jugué con ella fue en Santa Marina este mismo mes de julio, cuando estuvo de vacaciones en casa (vivía en Puente San Miguel), y ya no la volví a ver. Jugué con ella un par de veces y la última vez conseguí ganarla por fin, que para mi fue espectacular. Pero sobre todo porque pasamos ese gran rato, como siempre que jugábamos juntos».

Ver más

 

Fotos

Vídeos