Gran Premio de España

Carlos Sainz quiere que Montmeló sea Anfield

Carlos Sainz, durante la rueda de prensa de este jueves en Montmeló. /Alejandro García (Efe)
Carlos Sainz, durante la rueda de prensa de este jueves en Montmeló. / Alejandro García (Efe)

La primera edición del Gran Premio de España sin Fernando Alonso llega con un piloto madrileño motivado tras sus primeros puntos de la temporada 2019

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMADRID

El Circuit de Barcelona-Catalunya está preparado para albergar un Gran Premio de España especial, y sobre todo lleno de incertidumbre. Por un lado, esta será la primera edición de la carrera en la que el gran protagonista no será Fernando Alonso, un piloto que marcó como pocos un antes y un después en este deporte en el país. Sin el asturiano, la afición española tendrá que mirar hacia otros ídolos, con un Carlos Sainz que tiene un reto muy importante.

El joven madrileño tiene tirón, pero hasta el momento siempre ha estado a la sombra del bicampeón. Tener ante sí a la grada de Montmeló por primera vez sin el apoyo de Alonso puede darle un golpe de moral definitivo o bien todo lo contrario. Por su parte no ha quedado nada por hacer: llega de Bakú tras conseguir sus primeros puntos en McLaren, ha conseguido vender (un año más) todas las entradas de la Grada 55 que le apoya y se ha preocupado por comparecer en todos y cada uno de los actos publicitarios a los que le han comprometido. Y es precisamente el apoyo del público el que será una de las grandes dudas. Desde la propia organización, que está intentando capear el temporal de las noticias sobre las dudas acerca de la renovación del contrato, esperan que la afición responda y que Sainz sea el nuevo foco de atención sobre el que sustentar su futuro inmediato.

Para el propio piloto, ser el único español en la parrilla no es un agradable postre de arándanos que digerir, pero tampoco es un trago de aguarrás. «No siento más presión o atención por ser el único, quizás más trabajo, pero no me afecta mucho, en todo caso, si ocurre, no será algo malo», aseguraba Sainz en la rueda de prensa. Al respecto, también destacó que la situación de la Fórmula 1 en la televisión de España tampoco ayuda. «Me tienen a mí, que algo ayuda. Por ahora estoy manteniendo el 'momentum' que construyó Fernando, pero la de la TV en abierto no es mi negocio, es el de Liberty, ni puedo presionar, nunca ha habido una gran cultura por pagar deporte en España, pero veremos cómo evoluciona. Yo haré humildemente todo lo que pueda y hablaré a favor con quien pueda. A ver si este fin de semana me va bien en pista, no sé qué más puedo hacer», destaca Sainz más por deseo que por certeza de lo que pueda ocurrir en un futuro próximo.

«Viendo lo que pasó en Liverpool con el Barcelona veo lo que puede lograr la gente si está detrás de ti empujando» Carlos Sainz

Un Sainz que, como buen aficionado al fútbol, estuvo esta semana muy pendiente de lo que ocurrió en Liverpool con el archirrival del Real Madrid de su corazón. Es precisamente esa remontada épica del equipo entrenado por Jürgen Klopp lo que espera repetir este domingo en Montmeló. Sainz es consciente que, como decía Alonso o como dicen tantos otros corredores que tienen la oportunidad, tiene esa motivación extra que le da ver banderas de su país en las gradas. «Siempre he tenido éxito en otras categorías, me gusta el desafío de esta pista, y viendo lo que pasó en Liverpool con el Barcelona veo lo que puede lograr la gente si está detrás de ti empujando», destacó, generando las sonrisas de los periodistas presentes, muchos de ellos conscientes de que ese comentario iba a suscitar algo de polémica entre sus compañeros dedicados al balompié.

Ferrari adelanta su evolución

Aunque es Carlos Sainz y el futuro de Montmeló en el calendario de la Fórmula 1 lo que ha ocupado más líneas en las jornadas previas a la disputa del Gran Premio de España, por trascendencia es el anuncio de Mattia Binotto lo que puede derivar en algo más. El máximo responsable de Ferrari confesó que van a meter su primera gran evolución de motor este fin de semana, en un objetivo de que no se les escape aún más el equipo Mercedes.

Vettel no ha podido meterle mano aún a Hamilton y Bottas, que han consumado un arranque perfecto con cuatro dobletes en cuatro carreras. «Actualmente estamos por detrás en el campeonato y tenemos que mejorar, lo que significa que nuestro desarrollo será clave en la temporada. Tras haber implementado mejoras aerodinámicas en Bakú, en Barcelona haremos lo mismo en esta área», aseguró el dirigente italiano de cara a la carrera que marca, como siempre, la segunda parte del campeonato.

Para ir a la F1, mejor la web de los circuitos

Ir a un Gran Premio de Fórmula 1 no es barato, como no lo es acudir a ningún evento deportivo de gran nivel. Ocurre en el fútbol, donde el precio de las entradas es objeto de crítica jornada tras jornada, y ocurre en cada carrera. Al precio del desplazamiento y hotel de los que viajan, hay que añadir lo que cuesta pasar los tres días, no siempre en las mejores localidades.

Para ahorrar, muchos aficionados no saben que es más fácil y sobre todo más barato hacerlo desde las webs de los propios circuitos que desde las de la web oficial. A diferencia de lo que ocurre en otros casos, como en la Champions League que cierra el precio de manera unilateral, o en LaLiga, que cede esa elección a los propios estadios, en la Fórmula 1 se puede hacer por la vía de la competición o por el de cada escenario. Y es en las webs de cada circuito donde es más barato, notablemente.

Según un estudio de Cuponation, ir al Gran Premio de España cuesta 159€ en la web de F1 y frente a los 140€ que cuesta la entrada general en la web del Circuit. Esta última opción supone un ahorro del 12%.