Alfredo Pérez: «Nos lo merecíamos»

El presidente del Racing, AlfredoPérez, se tira a la piscina con el delantero Dani Segovia ante la mirada risueña de Cejudo. / Javier Cotera

«Ahora hay quepreparar el equipopara la temporadaque viene con unsólo objetivo: subira Primera», dice el presidente

Sergio Herrero
SERGIO HERREROPalma de Mallorca

«Nos lo merecíamos y lo hemos conseguido», decía un exultante Alfredo Pérez, sobre el césped de Son Malferit, antes de abrir una enorme botella de champán y empapar a cuantos estaban a su alrededor. El presidente del Racing no ha hecho más que subir a Segunda y no se pone techo. «El primer paso era quedar campeones; el segundo, subir a Segunda División y ahora hay que preparar el equipo con un sólo objetivo: ascender a Primera». Casi nada.

Pero aún quería dejar un tiempo de asueto «para hacer de Santander una fiesta» y reconoció que, a pesar del sufrimiento, la película tuvo final feliz. «Las épicas son así. Disfrutando y sufriendo hasta el último momento», comentó. Pérez valoró el esfuerzo de la afición racinguista en un escenario tan limitado como Son Malferit. «Teníamos 150, que al final yo creo que se han convertido en 300. Y nos parecía que éramos 3.000», dijo sobre los aficionados verdiblancos presentes en el feudo del Atlético Baleares.

Chuti Molina

Mientras tanto, otro de los más felices en el estadio mallorquín era la mano derecha de Alfredo Pérez en el aspecto deportivo. El director técnico, Chuti Molina, desatado en la celebración con los futbolistas, reconoció que el ascenso «le da sentido a toda la temporada», aunque también quiso acordarse del rival. De hecho, a su salida del estadio, deseo la mejor de las suertes a los futbolistas balearicos. «Es cruel y felicitamos al Atlético Baleares, pero en 180 minutos el Racing ha sido un justo vencedor».

Además, dejó un recado para quien lo quiera recoger sobre el escenario del encuentro decisivo para el ascenso a Segunda División. «La verdad es que estas condiciones del terreno de juego no es fútbol, es otra cosa», dijo sobre el pequeño y deteriorado campo de hierba artificial sobre el que el Racing logró su objetivo.

Molina valoró la fortaleza de la plantilla que él mismo ha elaborado y que puso en las manos de Iván Ania: «Este equipo tiene trabajo, tiene profesionalidad, tiene concentración, es un grupo excepcional de trabajo y se lo merece». Repartió los méritos.

Y, aunque es consciente de que ahora llega una etapa en la que el protagonista volverá a ser él en la confección de la plantilla de cara a la temporada que viene en Segunda División, de momento, cree que es momento para disfrutar de todo lo conseguido después de una larguísima temporada: «Por supuesto, cuando acaben las celebraciones toca trabajar. Pero hoy vamos a dejar el día para disfrutar, para felicitar a Santander y a todo Cantabria. Y también a todo el racinguismo. Vamos a vivir un poco, que creo que nos lo hemos ganado», concluyó el director deportivo del Racing sobre el césped de Son Malferit.