Chuti Molina insiste con Hidalgo

Hidalgo conduce el balón cerca de Iván Ania en un partido de esta temporada./ROBERTO RUIZ
Hidalgo conduce el balón cerca de Iván Ania en un partido de esta temporada. / ROBERTO RUIZ

El granadino tiene un año de contrato más en el Carranza aunque se muestra favorable a permanecer la próxima campaña en Santander | El club quiere prolongar la cesión del jugador del Cádiz a cambio de extras

A. CARBONELL/S. HERRERO

Nico Hidalgo quiere seguir en el Racing, así como el club quiere seguir contando con él un año más después del éxito cosechado con el ascenso a Segunda División. Precisamente, una categoría en la que el club verdiblanco se encontrará con el propietario del futbolista granadino, el Cádiz, con el que tiene un año más de contrato.

Casualmente, y con el Racing e Hidalgo mirando hacia la misma solución, el desenlace dependerá de un cántabro. Álvaro Cervera será quien decida si cuenta con el extremo motrileño o no le sirve para la próxima temporada y le abre la puerta. El entrenador nacido en Guinea Ecuatorial ha citado a su plantilla el próximo 11 de julio, tres días después que la fecha fijada por Iván Ania. Será entonces cuando el técnico cadista podrá valorar o no el crecimiento adquirido por un futbolista que ha sido de los jugadores más empleados el entrenador asturiano en el transcurso de una temporada que ha acabado con el retorno del histórico Racing a la categoría de plata del fútbol español. Hidalgo ha sido, sin duda, uno de los jugadores más destacados y desequilibrantes en el cuadro verdiblanco.

Nico Hidalgo fue cedido la pasada pretemporada al Racing tras dos años irregulares en el Cádiz, donde empezó gustando mucho a Cervera, aunque el recorrido del extremo diestro fue ralentizándose hasta acabar sin apenas protagonismo. Sin embargo, el jugador que el Cádiz firmó de la Juve ha visto de nuevo la luz en el norte, donde desde el primer momento cayó de pie hasta ser uno de los jugadores más alabados en la hinchada de los Campos de Sport, donde se le espera a comienzos de esta temporada. En el choque de ida de la eliminatoria de campeones contra el Fuenlabrada, la grada ya le dedicó un «Nico quédate». Toda una declaración de deseos.

El Racing pagaría algo más de 15.000 euros al Cádiz en caso de mantenerse en Segunda División

El propio Iván Ania, en rueda de prensa, reconoció el interés por contar con el granadino también en Segunda División. Junto con los también cedidos Noguera y Enzo Lombardo, el entrenador asturiano afirmó que «son jugadores que han dado un nivel muy alto y que han sido titulares indiscutibles casi todo el tiempo de la cesión». Blanco y en botella.

Prorrogar un año más la cesión

La propuesta que el Racing hará al Cádiz, según el diario La Voz, será la siguiente: prorrogar un año más la cesión a cambio de que si el conjunto cántabro consigue el objetivo de la permanencia volverá a ingresarle al Cádiz una cantidad algo superior a los 15.000 euros que este mes ha tenido que pagar debido a la cláusula que se puso en el contrato de cesión en el caso de que el Racing consiguiese el ascenso de categoría.

De momento, el Cádiz valorará esta operación, aunque todavía no se ha llegado a un acuerdo. De hecho, en la entidad cadista se preguntan hasta qué punto es beneficioso ceder a un jugador que cumplirá este año su último de contrato, por lo que no se descarta una opción de compra ejecutable.

Durante su estancia en Santander, Nico Hidalgo ha sido titular indiscutible a lo largo de prácticamente toda la temporada. De hecho, durante el último tramo de la competición, ha sido el principal argumento ofensivo, por su verticalidad, en un equipo que perdió su chispa y se convirtió en gravemente previsible.

En total, el granadino ha disputado 43 encuentros entre Liga regular, Copa del Rey y play off de ascenso a Segunda División, 38 de ellos como titular. 3.107 minutos sobre el terreno de juego en los que ha anotado dos goles. Ahora habrá que ver si el deseo del Racing se cumple y puede prolongar la estancia de un Nico Hidalgo que también tiene ganas de continuar en Santander, ya que en los Campos de Sport ha recuperado su mejor versión.