Fútbol | Racing

Los compañeros de viaje del Racing

Figueras trata de despejar un balón en el partido ante el Mirandés, equipo con el que compartirá categoría la temporada que viene. /D. Pedriza
Figueras trata de despejar un balón en el partido ante el Mirandés, equipo con el que compartirá categoría la temporada que viene. / D. Pedriza

El equipo cántabro ya conoce a los 21 equipos con los que coincidirá en Segunda División

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

El Racing ya conoce a sus 21 compañeros de viaje en su retorno al fútbol profesional. Con el ascenso ayer del Mirandés tras eliminar en la final del play off al Atlético Baleares, la nómina de equipos de Segunda División está completa -a la espera de que todos ellos cumplan con las exigencias, especialmente económicas, de LaLiga-. Será un campeonato, a priori, muy exigente, con nombres clásicos del balompié nacional, y en el que el Racing, pese a su dilatada historia, será uno de los rivales más débiles y tendrá que luchar contra las apuestas por las limitaciones que se encontrará en el capítulo salarial y de fichajes.

Junto con el Racing y el Mirandés, asoman la cabeza desde el pozo Fuenlabrada y Ponferradina. Los madrileños, campeones del grupo I, lograron el ascensotras pegarle un meneo a todo un Recreativo. Mientras tanto, los bercianos, también procedentes del mismo grupo, se quedaron a dos puntos del título pero han sido capaces de lograr el salto de categoría por el camino más largo. Como el Mirandés, tercero en el grupo II, el del Racing. Siempre existe la corriente de que esos dos segmentos de la Segunda División B son los más débiles y, sin embargo, esta temporada han roto cualquier vaticinio, por delante de los temidos grupos III y IV.

Además

Mientras tanto, desde Primera División caen a Segunda Girona, Huesca y Rayo Vallecano. El equipo catalán, después de convertirse en una de las revelaciones en su debut en al máxima categoría, no ha podido resistir y vuelve a Segunda División. Lo mismo que un Huesca que apenas ha podido saborear durante una temporada la élite. Y el tercero de los descendidos es todo un clásico como el Rayo Vallecano.

El Racing se encontraráen Segunda División con otros clubes de una historia importante dentro del fútbol español. Es el caso de Albacete, Almería, Cádiz, Deportivo, Elche, Las Palmas, Málaga, Oviedo, Tenerife, Sporting, Zaragoza... Parece una Primera División encubierta.

Teniendo en cuenta que el Racing probablemente sólo tenga unos cuatro millones de euros de límite salarial y extrapolando los datos del pasado curso, el Málaga tuvo un presupuesto para la plantilla de 25 millones de euros; Las Palmas, 19,2 y el Deportivo, 18,5. Y aún así, siendo los equipos más poderosos de la categoría, ninguno de los tres logró el ascenso.

El campeonato lo completarán un Alcorcón afianzado en Segunda División; un Extremadura que repite tras su ascenso el verano anterior; y un Lugo que ya lleva varias temporadas navegando con tranquilidad en la categoría, al igual que el Numancia.

Lógicamente, el ascenso a Segunda División supone una alegría para la afición verdiblanca que ésta no cambiaría por nada del mundo, pero complica esa tradición de acompañar al equipo allá por dónde va. Miranda de Ebro, Oviedo y Gijón son los tres desplazamientos más cortos que afrontará el Racing esta próxima temporada. Un poco más allá, a unas cuatro horas de carretera, se encuentran La Coruña, Ponferrada, Lugo, Fuenlabrada, Zaragoza, Soria y Alcorcón. El resto será una auténtica cuestión de fe, con dos desplazamientos incluso a las Islas Canarias.

El formato de la competición tiene algunos cambios con respecto a lo vivido -y sufrido- en la Segunda División B. Por un lado, y con el Racing probablemente luchando por la permanencia, son cuatro los equipos que descienden automáticamente al pozo. Mejor ni oír hablar de esa posibilidad.

Mientras tanto, por la parte de arriba, los dos primeros clasificados ascienden directamente a Primera División, mientras que los conjuntos que ocupen las posiciones de la tercera a la sexta disputan un play off de ascenso para dilucidar la última plaza. Otra de las cosas que cambia es que el campeonato, que arrancará el fin de semana del 18 de agosto, es más largo que la Liga regular en Segunda B. Serán 42 jornadas en lugar de las 38 a las que se estaba acostumbrando el racinguismo. Además, con la variante de que probablemente haya partidos viernes o lunes, según lo que decida la televisión, e incluso existe la posibilidad de que se dispute alguna jornada en miércoles.

El club no anunció más salidas antes del fin de curso

Ayer se cerraba el curso futbolístico y, aunque al Racing le venía bien efectuar todos los despidos o acuerdos de rescisión posibles antes del 1 de julio, para que las indemnizaciones no computen en el futuro límite salarial,el club no anunció ayer ninguna salida más. Al menos no hubo comunicado oficial. Así pues, y salvo que la entidad verdiblanca diga lo contrario en los próximos días, los únicos futbolistas que han salido antes de tiempo de la plantilla verdiblanca han sido los canteranos Javi Cobo y Miguel Gándara y el cabezonense Quique Rivero. Los tres tenían aún una temporada más de contrato con el club verdiblanco, pero el director deportivo, Chuti Molina, decidió prescindir de sus servicios para dejar hueco en la plantilla y facilitar que el presupuesto racinguista se vea mermado lo menos posible.