El Racing encaja su primera derrota

Álvaro Cejudo abraza a su compañero Mario Soberón (de espaldas) después de abrir el marcador ayer en Sarriena ante el Leioa/DM
Álvaro Cejudo abraza a su compañero Mario Soberón (de espaldas) después de abrir el marcador ayer en Sarriena ante el Leioa / DM

La expulsión de Aitor Buñuel por roja directa y un doblete de Luariz dan la victoria al Leioa en Sarriena

Leila Bensghaiyar
LEILA BENSGHAIYAR

Primer bache. Bajo un sol torturador que imponía su ley el Sarriena el Racing encajó su primera derrota en su quinto partido de pretemporada. Los verdiblancos cayeron en el campo del Leioa por 3-2, pero eso no significa que los cántabros entregasen pronto sus armas o que bajasen los brazos. No. Su motor, que en años anteriores parecía gripado, por ahora funciona bien a pesar de lo engañosos que pueden ser los partidos de pretemporada. Es cierto que esta era una buena piedra de toque al ser un choque con un rival que más tarde se econtrará durante el curso, ya que ambos están en el mismo grupo, el II, pero el esfuerzo de los cántabros no tuvo recompensa. Y eso que como si de un Fórmula Uno se tratase, Ania acudido a boxes en busca de nueva maquinaria, pero la expulsión de Aitor Buñuel por roja directa y un doblete de Luariz cambiaron el curso del partido y el Trofeo Hummel se quedó en Leioa.

Cejudo demostró su calidad, abrió el marcador y también su cuenta goleadora. El toque ni se pierde ni se olvida y el extremo cordobés adelantó al Racing con un disparo de gran definición dentro del área. Culminó una jugada a la contra que inició Aitor Buñuel y contó con la incorporación de Jon Ander y Soberón. La jugada despertó del letargo inducido por el calor –el termómetro marcaba 30 grados e incluso el árbitro tuvo que parar el partido para que los jugadores se refrescasen– a los aficionados que se habían desplazado hasta Sarriena, que celebraron el gol de uno de los fichajes más ilusionantes hasta la fecha. El Racing se empezaba a encontrar cómodo. Adelantarse en el marcador le hizo ganar en confianza y buscaba dominar la posesión. Y en esas estaba cuando llegó el penalti a favor del Leioa. Aunque Iván Crespo adivinó el lado del lanzamiento, Fran Sotra ajustó muy bien desde los once metros y logró el empate para los blaugrana.

Los cantabros pagan caros sus errores y los goles de Álvaro Cejudoy Enzo Lombardo no bastan para superaral equipo vasco

Apenas 10 minutos después Enzo Lombardo, que tiene cualidades de sobra y se mostró muy activo, volvía a adelantar al Racing tras un mal despeje de la zaga del Leioa que aprovechó Cejudo para filtrar un buen pase al desmarque por banda de Enzo. El francés con una buena definición por alto batió al portero rival, Atanaga, y decantó la balanza de lado del Racing de nuevo. Lombardo viene a hacer un máster a Santander y, por el momento, está cumpliendo con nota. Pero la ruleta giró de repente y con ella la suerte de los cántabros. Aitor Buñuel se ganó una tarjeta roja tras sujetar a Gorka Luariz cuando se disponía a encarar a Zárraga –el portero verdiblanco repelió el lanzamiento del libre directo que hizo Fran Sota desde 20 metros – y el equipo de Ania se quedó con un jugador menos a falta de más de media hora para que concluyese el partido.

3 Leioa

Iturrioz, Imanol Aguiar, Magdaleno, Córdoba, Etxebarría, Jon Iru, Erik Polanco, Gorka Garai, Gorka Luariz, Fran Sota y Jorge Cortés. También participaron Atangana, Yurrebaso, Aitor Morcillo, Adrián Crespo, Chirry, Ander Alday, Yaser y Adrián Crespo.

2 Racing

Iván Crespo, Aitor Buñuel, Olaortua, Jordi Figueras, Julen Castañeda; Sergio Ruiz, Quique Rivero, Mendicute, Álvaro Cejudo; Mario Soberón y Jon Ander Pérez. También jugaron Jagoba Zárraga, Enzo Lombardo, Musy, Mirapeix, César Díaz, Juanjo, Jerin, Miguel Goñi y Jesús Puras.

Con diez hombres en el campo todo se hace más cuesta arriba. La clave estaba en reparar el motor con las piezas adecuadas. Ania reorganizó a sus jugadores y les dio indicaciones para que continuasen con intensidad, para que no bajasen los brazos, pero así con todo no pudieron evitar que el Leioa ganase terreno y lograse empatar el partido de nuevo. Zárraga no pudo atajar el disparo de Luariz tras un centro lateral al que tampoco pudo llegar Jordi Figueras. El mismo protagonista, Luariz, dio la vuelta al marcador tras recibir un pase a la espalda de la zaga cántabra y batir de nuevo a Zárraga. El Racing, con un jugador menos, buscaba empatar el partido. Los cántabros no renunciaban a continuar imbatidos. La derrota no entraba en sus planes y trataban de darle más fluidez a su juego. Musy tuvo una ocasión clara para igualar el duelo con un disparo cruzado tras un buen pase largo de Sergio que repelió Atanaga. Enzo cayó derribado cerca del lateral del área y el árbitro concedió una falta favorable al Racing. Quique Rivero la colgó y Jerín encontró el remate. Nada. Atanaga intervino de nuevo. En los compases finales los cántabros insistían por medio de Enzo con un disparo que se marchó alto. Al Racing le faltó un poco de chispa, pagó caros sus errores y acusó la expulsión de Buñuel. Pero por ahora Ania tiene que tirar con lo que hay en el taller.

Dos partidos distintos

«Hoy hubo dos partidos distintos: uno antes y otro después de la expulsión. Hasta entonces estuvimos bien, pero cuando nos quedamos con uno menos los errores propios nos condenaron. Los tres goles son evitables», explicaba Ania tras el encuentro. El entrenador asturiano restó importancia a los goles que encajó Zárraga y ratificó su confianza en el bilbaíno. «Tenemos dos porteros de garantías y Jagoba tiene todo mi apoyo y confianza. De las malas experiencias se aprende y tanto él como todos nosotros sacaremos una buena lectura del partido», sentenció Iván Ania.

 

Fotos

Vídeos