Rugby

Independiente y Bathco siguen sin saber dónde jugarán

Vista del campo de San Román./Juanjo Santamaría
Vista del campo de San Román. / Juanjo Santamaría

El Ayuntamiento, que aprueba hoy la inversión de 375.000 euros enSan Román, hablará con la Federación para fijar qué obras urgen y con qué plazo cuenta

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

. «Primero aprobar en el pleno de mañana –por hoy– una partida para la adecuación de los campos. Después, nos reuniremos con la Federación Española de Rugby para comprobar el estado de los campos y, finalmente, hablaremos con los clubes para encajar el calendario». Estas fueron las palabras de la alcaldesa de Santander, Gema Igual, sobre las posibilidades de que los dos equipos de la ciudad, Independiente y Bathco, compartan, además de categoría –División de Honor–, instalaciones deportivas. Con el ascenso de este último a la máxima división nacional y con el cambio de normativa vigente sobre los requisitos que han de reunir los campos donde jueguen sus partidos oficiales, al Ayuntamiento –propietario de ellos– y a los propios clubes, se les presenta una problemática. Igual no quiso «precipitarse» y emplazó la respuesta final a «al menos la semana que viene, cuando podamos hablar con las demás partes».

Existen varios trámites a cumplir antes de que se tome una decisión final. El primero de ellos se llevará a cabo hoy, «con la aprobación de una partida presupuestaria, si es el caso, destinada a esa adecuación de los campos en el pleno del Ayuntamniento». Será de 375.000 euros, incluidos en el apartado de «inversiones renovables». La segunda de las gestiones inminentes es la de unificar los criterios de prioridad y urgencia con la Federación Española de Rugby:«Para eso vendrán la semana que viene», apuntilló Igual. Y el tercer eslabón de la cadena es «el de hablar con los clubes para que estén informados de todo. Yo siempre que no depende del Ayuntamiento sólo no suelo hacer ninguna manifestación pública.Cuando sea necesario, lo contaremos con la Federación, pero hasta ahora no hay nada decidido».

Por tanto, a pesar del inminente arranque de la Liga de rugby en el mes de septiembre, aún se desconoce «la idoneidad de los campos existentes, de cada uno de ellos», y las «inversiones a realizar, de cuánto dinero y de los plazos» que conllevaría dicha actuación.

Es evidente que no se habla de un proceso simple. Habría que aprobar, licitar, redactar y acometer un proyecto de obras –sea cual fuere– antes de una fecha concreta. «La Federación nos dará una prórroga excecpional, pero antes hay que cumplir el resto de trámites», añadió la alcaldesa.

Igual quiso despejar «todos esos rumores malintencionados que existen» e insistió en que hasta que la Federación no compruebe el estado de los campos y las posibilidadedes de adecuación», no quiere «pronunciarse». En la actualidad existe una instalación que, a priori, puede reunir buena parte de lo que la Federación exige a falta de cumplir lo que la reglamentación ha aprobado para este curso, que debería haber estado finalizado el próximo domingo, 1 de septiembre, de manera oficial, y que en Santander habrña un tratamiento excepcional dada la singularidad de la situación. Esa instalación es San Román. Las otras posibilidades son el Complejo Municipal Ruh Beitia y una construcción nueva en Peñacastillo. Cualquiera de estas dos últimas variantes presentan inconvenientes de orden práctico para los clubes. Lo cierto es que el campeonato empieza en breve y aún los equipos no conocen cuál será su feudo.