Rugby

El triunfo más importante del Aldro Energía

El triunfo más importante del Aldro Energía
Alberto Aja

Los verdes derrotan al Hernani, se alejan casi de forma definitiva de la lucha por la permanencia y aún tienen opciones de jugar el playoff por el título

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

«Esto era una final. Y las finales se ganan. Daba igual jugar mejor o peor». Varios chavales de las categorías inferiores del Aldro Energía Independiente escuchaban en el círculo que forman los jugadores tras el partido al 'Chucho' Mozimán, el entrenador del primer equipo. Porque ayer en San Román, ese círculo se amplió con todo aquel que pasase. Poco faltó para que el público también formase parte de él. Los críos aprendían una lección de carácter.

36 Aldro Energía

Barros, Court, Medina, D. González, J. González, Moreno, Soria, Mora, Cornejo, Zabalegui, Sánchez, M. García, Falaschi, Mañero y Poet: También jugaron: Bulacio, Martín, Narváez, J. García, Nieto, Solís, Marquínez y Giribert.

31 Hernani

Noriega, I. Otxotorena, Iradi, C. Ternisten, J. Otxotorena, Imaz, Mijangos, Pérez, I. Garmendia, Genua, Etxeberria, Collado, S. Terminsten, Bidegaray y Elosegi. También jugaron: Levin, Otaño, Eguren, Astarloa, Pelaz, Gutiérrez, Goñi y O. Garmendia.

Marcador
m.5: 0-5 (Bidegaray); m.5: 0-7 (Elosegi); m.17: 0-12 (I. Otxotorena); m.17: 0-14 (Elosegi); m.20: 5-14 (Mora); m.20: 7-14 (M. García); m.23: 7-19 (Elosegi); m.31: 12-19 (Sánchez); m.40: 17-19 (Mora); m.40: 19-19 (Poet). Descanso. m.54: 24-19 (Medina); m.54: 26-19 (Poet); m.57: 29-19 (Poet); m.67: 34-19 (Mora); m.67: 36-19 (Poet); m.73: 36-24 (Levin); m.78: 36-29 (I. Etxeberria); m.78: 36-31 (Genua).
Árbitro
Marc Riera (c. catalán). Amonestó con tarjeta amarilla a los jugadores locales Falaschi, Mañero y Soria.

De reaccionar a tiempo cuando la situación pintaba delicadísima. En ese círculo que englobaba a toda la familia verde, esos chavales veían en sus referentes, en el equipo de los mayores, caras de cansancio por una temporada que se está haciendo larguísima. De orgullo por el 36-31 logrado ante el Hernani. Pero sobre todo de alivio. Salvo cataclismo, la pelea por evitar el descenso ya es cosa de otros. Y las matemáticas dicen que la sexta plaza, la que da derecho a jugar el playoff por el título, aún está a tiro. La mala noticia es que eso, también es cosa de otros. Hay que ganar los dos partidos que restan y esperar patinazos de rivales.

Un día de postal recibía a Aldro Energía y Hernani. Pero enseguida, en el 'prao' empezaron los nubarrones. El Hernani, con jugadores mucho más ligeros que los verdes, empezó a correr. Un saque rápido de una falta hizo que Bidegaray entrara por el centro de la zona de marca local como por el pasillo de su casa. Elosegi pateaba para el 0-7. Apenas en cinco minutos.

La grada se quedó muda. En el partido más importante de la temporada y empezaban mal dadas, con su equipo aún ausente y perdiendo demasiados balones. Hasta la suerte parecía esquiva, cuando un golpe de castigo pateado por Mariano García dio de forma inverosímil en uno de los palos y el el oval salió repelido hacia afuera. Poco después, y tras una amarilla a Enzo Falaschi, el segundo sopapo. Otra buena circulación de los vascos e Iñaki Otxotorena clavó otro ensayo similar al primero. Con la transformación de Elosegi, el 0-14.

A pesar del rejonazo, esta vez sí la grada de San Román reaccionó. Los que fueron –no se llenó– empezaron a desgañitarse. Y el Aldro Energía comenzó a carburar. Con las únicas armas que ya le quedan a estas alturas de una temporada marcada por renuncias y lesiones. Con lo que había en el 'prao', muchos jugadores grandes, no quedaba otra que tirar de fuerza. La melé, que desde la primera ya era de color verde, permitió inaugurar el marcador local. Mora era el que posaba y Mariano pasaba el ensayo. El 7-14.

Pero la alegría duró poco. Demasiado poco. Apenas tres minutos. Lo que tardó el Hernani en elaborar otra buena jugada. Elosegi era el encargado, otra vez, de anotar en una jugada muy fácil. Aunque esta vez el ensayo fue más escorado y los vascos fallaron la transformación.

Modo más seguro

Pero el Aldro Energía había visto el modo de hacer camino en el partido. Con más sufrimiento y más trabajo que los vascos, pero también quizá más seguro. Otra melé, esta en la 22 guipuzcoana, propició una pifia de los jugadores del Hernani. El balón llegó a Viti Sánchez y el canterano posaba por la izquierda. En el último minuto, otra arma de potencia de la casa verde, el maul, entraba en la zona de marca vasca tras una touche a cinco metros. Otro 'try' de Mora que esta vez pasaba Poet. Era el 19-19 con el que se llegó al descanso.

El Aldro Energía Independiente salió mejor que su rival del vestuario. Los verdes estaban más precisos, sin tantas pérdidas de balón y mejor en defensa. Y sus argumentos en ataque eran más sólidos que los del Hernani. Así, en el minuto 54, otro maul se clavaba en la zona de marca visitante –posó Medina–. Poet ponía el 26-19 y poco después, el 29-19 en el único golpe de castigo que pasaron ayer los verdes. El delirio llegó a trece del final. Un patadón de Zabalegui desde su campo propició una touche verde junto a la zona de ensayo vasca. Y la jugada posterior derivó en una melé para el Aldro. A esas alturas, el Hernani no quería verlas ni en pintura. Ensayo de Mora y transformación de Poet. El 36-19. San Román estallaba de alegría muchas jornadas después.

Pero enfrente estaba el Hernani. Y eso significa orgullo y coraje. Los vascos, aún peor en la tabla que el Aldro, necesitaban sumar como sea. Y lo consiguieron. Un ensayo, y luego otro transformado, ponían el 36-31 con el tiempo ya cumplido para sumar un punto por bonus de ataque y otro, por el de defensa. Ese último saque de centro fue no apto para cardiacos. Balón para el Hernani con la posibilidad de ganar el partido. Pero al poco, el silbato de Riera dijo que se acabó. El resoplido de alivio se oyó en toda Cantabria. «La realidad y las circunstancias nos llevaron a que necesitáramos ganar», les decía el 'Chucho' a todos sus chicos. A los de hoy y a los que en un futuro vestirán esa camiseta. Ayer esos chavales aprendieron que a veces, las finales no consisten en levantar trofeos, sino en dar la cara cuando más hace falta. Y esa corta y ya maltrecha plantilla del Aldro Energía lo hizo para sellar de forma virtual otro curso en la máxima categoría. Lo del playoff por el título, ese que se ha jugado siempre, es otra historia a la que aún le quedan dos capítulos.