Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49,95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

Los cien ascensos de un padre de 73 años al pico en el que murieron sus dos hijos

Fotografía hermanos Juan José y Daniel que perdieron la vida en el Curavacas. /
Fotografía hermanos Juan José y Daniel que perdieron la vida en el Curavacas.

Luis Rodrigo Manzanedo ya ha finalizado su particular homenaje a Juan José y Daniel, pero quiere subir 26 veces más al alto palentino de Curavacas por las personas que los han apoyado

RICARDO SÁNCHEZ RICO

El pico Curavacas, en la localidad palentina de Vidrieros, se cobró el 27 de enero de 2010 dos muertes, las de los hermanos Juan José y Daniel Rodrigo Prieto, de 35 y 26 años, naturales de Bilbao, que fueron hallados sin vida en la cara sur de la montaña. Sufrieron diversos traumatismos en la pierna y en la cabeza, después de que se produjese un alud de hielo mientras escalaban, pero la causa del fallecimiento fue por hipotermia, debido a las bajas temperaturas registradas en la montaña, según las autopsias realizadas. Los cadáveres fueron localizados a 2.100 metros de altura y separados entre sí, en una zona donde se dieron temperaturas de entre 7 y 12 grados bajo cero, así como rachas de viento de hasta 150 kilómetros por hora, lo que obligó a ejecutar las labores de rescate por tierra.