La gran montaña pasiega

Un grupo de senderistas, en el tramo final de la subida a Castro Valnera./
Un grupo de senderistas, en el tramo final de la subida a Castro Valnera.

Camino de la cumbre más alta del sector oriental de la cordillera remontamos el Miera y conocemos uno de los paisajes más singulares de la región, el pasiego

Fermin García
FERMIN GARCÍA

Castro Valnera, la cumbre más alta del sector oriental de la cordillera Cantábrica (1.718 metros) y límite entre dos regiones, es el destino de nuestra ruta, una excursión que nos permitirá conocer un territorio singular, el pasiego; acompañar los primeros pasos del río Miera, y disfrutar de vistas espectaculares de media Cantabria y buena parte del norte de Burgos, pues Castro Valnera ocupa una posición privilegiada entre los puertos de Estacas de Trueba y de Lunada. Precisamente la carretera que asciende hasta este último, la CA-643 que tomamos en San Roque de Riomiera, es la que nos conducirá hasta nuestro punto de partida, a mitad de subida (ver ficha técnica).

Arrancamos la caminata en dirección sur al lado del puente, por la margen izquierda del incipiente río Miera. Vamos dando alguna vuelta hasta llegar a una cabaña medio derruida; ahora se suaviza un poco la pendiente durante unos minutos. Seguimos por la margen izquierda del Miera y, sin perder el sendero, continuamos ascendiendo hasta llegar a un pequeño semillano y a partir de aquí nos vamos más hacia el sureste, hacia las estribaciones del Pico la Miel, para enseguida volver hacia el sur-suroeste hasta alcanzar el alto de la Piluca. Desde allí seguimos al oeste-suroeste hasta el alto de la Pirulera, entre el alto la Muela y Peña Los Llares. En este alto volvemos a girar al sur por una senda bien visible, llaneando un poco hasta comenzar de nuevo a ascender algo más al suroeste, durante un rato en bastante pendiente hasta alcanzar el sierro que nos lleve hasta la cima del Valnera. Regresaremos al punto de partida por el mismo itinerario de subida.

Las vistas desde la cima de Castro Valnera son espectaculares en todas las direcciones. Al norte, una serie de pueblos y sierra Guzmantara...; al este, pico la Miel, Picón del Fraile, Peña Lusa y Sistema Ibérico...; al oeste, Picos de Europa, Peña Sagra...

Reciben el nombre de pasiegos los habitantes de las cabeceras de las cuencas de los ríos Miera, Pas y Pisueña, más los cuatro valles de la zona norte del municipio burgalés de Espinosa de los Monteros. Tradicionalmente, los pasiegos se dedicaban a la vida pastoril, caracterizada en especial por la trashumancia montañas arriba y abajo de cada pueblo, y por la vida en las cabañas, donde las personas se recogían en viviendas más o menos toscas sobre los establos de ganado. El progreso ha terminado convirtiendo muchas de esas cabañas con origen ganadero en viviendas de fin de semana.

FICHA TÉCNICA

Cómo llegar
Tomando como referencia la localidad de Liérganes seguimos hacia San Roque de Riomiera por la CA-260 y un kilómetro después de pasar este núcleo ignoramos la desviación que va a Selaya y continuamos de frente camino de Lunada por la CA-643; en el kilómetro 8, en una pronunciada curva a la derecha, tenemos un mirador sobre el Miera y unos 700 metros más adelante, antes de cruzar un puente sobre el recién nacido Miera, hay un pequeño aparcamiento para una media docena de coches.
Punto de partida
En el puente sobre el Miera, kilómetro 8,7 en la ascensión al puerto de Lunada, 1.015 msnm.
Cota más elevada
Castro Valnera, 1.718 msnm.
Desnivel
Unos 793 m.
Grado de dureza
Moderada.
Cartografía
Hojas 59-IV y 84-II a 1:25.000 del Instituto Geográfico Nacional (MTN).
Estación
Todo el año.
Ubicación
Municipios de San Roque de Riomiera, Vega de Pas y Espinosa de los Monteros.
Tipo de ruta
Ida y vuelta.
Distancia
7 kilómetros.
Duración
3.30-4.30 horas.
Dificultad
Ninguna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos